El PSOE exige más inversión para Cataluña y una quita de la deuda

El número tres del partido matiza que la condonación debería aplicarse también a otras comunidades autónomas

PAULA DE LAS HERAS MADRID.

El PSOE quiere que el Gobierno se comprometa a invertir los próximos años en Cataluña una cantidad equivalente al porcentaje de su Producto Interior Bruto sobre el del conjunto de España. No sólo eso, defiende que el no haberlo hecho hasta ahora explica en buena medida la enorme deuda acumulada por la Generalitat en los últimos años -75.098 millones de euros, de los cuales un 66% estarían en manos del Estado- y alega que, en compensación, habría que plantearse una condonación parcial. En realidad, la idea de hacer una quita de deuda a las comunidades en peor situación financiera no es nueva.

Los expertos que asesoran al Ejecutivo para la reforma del sistema de financiación también han discutido sobre ella y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha admitido en alguna ocasión que estaría dispuesto a contemplarla. Lo distinto es la argumentación empleada ayer por el secretario de Organización socialista, José Luis Ábalos.

Los expertos del panel gubernamental que la justifican esgrimen que buena parte de la deuda es achacable a los desequilibrios generados por el propio sistema de financiación autonómica aprobado en 2009, durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, y pendiente de renovación desde 2014. Es decir, que no tienen nada que ver con una mala gestión de los recursos disponibles sino a una infrafinanciación consecuencia del modelo.

Ábalos alega que aplicar la adicional tercera del 'Estatut' invalidada por el TC es «cumplir la ley»Montoro no descarta que el Estado asuma deuda autonómica pero algunos expertos lo rechazan

Las comunidades especialmente perjudicadas son la Comunidad Valenciana, Murcia o Baleares. Cataluña no tiene voz en el grupo de expertos porque se negó a designarlo, aunque se supone que se siente representada por el balear, pero encabeza el pelotón de las más endeudadas. Desde que en 2012 se le cerraron los mercados ha tenido que acudir al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) creado por el Ejecutivo y ya debe al Estado en torno a 50.000 millones, frente a los 34.000 que, por ejemplo, adeuda su vecina del sur.

Ábalos aseguró que el PSOE no sólo defiende una quita para Catluña e incluyó a la Comunidad Valenciana en el grupo de los que deberían verse beneficiadas por una condonación parcial. Adujo que se trata de una contribución neta al sistema cuando su renta per cápita es «inferior a la media» y que «tendría que ser receptora».

En el caso de Cataluña, sin embargo, el secretario de Organización apeló a otra cuestión totalmente distinta como origen del problema, el incumplimiento de un precepto del 'estatut' que fue invalidado por la sentencia del Tribunal Constitucional de 2010. La disposición adicional tercera de la norma autonómica exigía que durante siete años se realizara una inversión en Cataluña por valor equivalente a su peso en el PIB nacional. El máximo intérprete de la Carta Magna replicó que una ley territorial no puede determinar una materia de competencia estatal como son los Presupuestos Generales del Estado, aprobados por las Cortes.

El entonces ministro de Economía, el socialista Pedro Solbes, ya se había quejado de que los estatutos de autonomía habían creado un «sudoku» de imposible solución. Porque, además, no fue sólo el catalán. Detrás vino el andaluz, con el apoyo del PP, reclamando una inversión «equivalente al peso de la población andaluza sobre el conjunto del Estado».

El PSOE, sin embargo, ignoró ayer la jurisprudencia. A Ábalos se le inquirió a qué territorio querría recortar el PSOE la inversión para poder incrementar en casi un 70% la de Cataluña y respondió: «No se puede plantear con tanta exactitud, pero lo que planteamos es cumplir con un artículo del Estatuto de Autonomía (catalán) y cumplir con la ley vigente».

Fotos

Vídeos