El PSOE espera al presidente catalán en la comisión territorial

Los socialistas confían en que los 17 gobernantes declaren marzo en el Congreso

P. DE L. H.

Madrid. Pedro Sánchez reiteró ayer su deseo de que todos los presidentes autonómicos pasen por la comisión territorial creada en el Congreso para evaluar y hacer propuestas de reforma del sistema. Su objetivo, pendiente en todo caso de la decisión de la Mesa de ese órgano, es que quienes están al frente de los gobiernos, gestionando el día a día y viviendo en primera línea los pros y contras del modelo creado hace cuarenta años, den su opinión al respecto el próximo marzo. Y eso incluye al aún inexistente presidente de la Generalitat de Cataluña.

«Necesitamos un gobierno ya -reclamó durante su internvención ante el plenario del grupo parlamentario socialista-. El señor Puigdemont gobernó para la mitad de los catalanes y ahora mismo impide que haya un ejecutivo pensando solamente en él».

Después de muchos años de presión, el PSOE convenció al PP para poner en marcha esta comisión de estudio como una contrapartida a su apoyo al artículo 155 de la Constitución. Los socialistas siempre defendieron, ya con Alfredo Pérez Rubalcaba al frente, que la revisión del sistema autonómico era una tarea ineludible para mejorar el «encaje» de Cataluña en España. Pero ni el PDeCAT ni ERC (ni Podemos ni el PNV) participarán del debate mientras el 155 siga vigente. Y, sin su presencia, todo el esfuerzo realizado será en balde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos