El PSOE denuncia el abandono de las fuerzas de seguridad

R. C. MADRID.

La crisis en la frontera de Ceuta ha tenido como consecuencia inmediata las reacciones políticas. Desde el PP, su portavoz en el Congreso, Rafael Hernando, respaldó la decisión de Interior de cerrar el paso, una medida que calificó de «sensata». «Evidentemente, en unos momentos como estos en los que se producen avalanchas reiteradas, lo que hay que hacer y lo que tiene que hacer el Estado es defender sus fronteras», valoró el dirigente popular.

En la oposición, sin embargo, se considera que el Ejecutivo ha descuidado la vigilancia y actúa ahora de forma improvisada. El PSOE ya ha pedido la comparecencia de Juan Ignacio Zoido en el Congreso para que dé cuenta de la situación en Ceuta y Melilla. Los socialistas denuncian la poca presencia de miembros de las fuerzas de seguridad en una frontera «conocida por su conflictividad». «Los propios sindicatos policiales denuncian la más absoluta desprotección y abandono que sufren las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad», se afirma desde la formación que lidera Pedro Sánchez.

Para el eurodiputado de Podemos Miguel Urbán, el cierre temporal de la frontera del Tarajal «perjudicará fundamentalmente» a las mujeres porteadoras, que, a su juicio, «sobreviven» gracias al transporte de mercancías entre fronteras. «Aprovechamos para pedir el reconocimiento de sus derechos como trabajadoras transfronterizas», dijo. La formación morada también ha pedido la dimisión del delegado del Gobierno en la ciudad autónoma, Nicolás Fernández Cucurull, por «mentir públicamente» sobre las circunstancias de la entrada a España por la frontera del Tarajal de 187 subsaharianos. «Este es un caso que demuestra una vez más la ineficacia de una política migratoria de carácter represivo», zanjó Urbán.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos