El PSOE critica que el Gobierno no le consultara el nombramiento

P. DE LAS HERAS MADRID.

La portavoz parlamentaria del PSOE, la magistrada Margarita Robles, y el secretario de Justicia del partido, Andrés Perelló, reprocharon ayer al Gobierno que ni les consultara ni les comunicara siquiera el nombre del próximo fiscal general del Estado antes de darlo a conocer. El reproche obtuvo respuesta inmediata del ministro de Justicia, Rafael Catalá, desde la mesa del Consejo de Ministros. «No es necesario el consenso; anteriormente nunca lo fue», dijo.

Catalá recordó que el procedimiento de designación del fiscal general está perfectamente «tasado» por ley y que corresponde en exclusiva al Ejecutivo elevar una propuesta al Rey tras un informe del Consejo General del Poder Judicial, aún pendiente, y una comparecencia del elegido en la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados.

«No es necesario que haya que consensuar un acuerdo que corresponde al Consejo de Ministros ni en términos de tiempo había oportunidad de hacer comentarios que no han sido nunca habituales», insistió. De ese modo, apeló a la necesidad de cubrir cuanto antes el hueco dejado por José Manuel Maza, que murió repentinamente hace una semana.

El magistrado de lo Penal Julián Sánchez Melgar jurará el cargo el 7 de diciembre, pero el ministro Catalá trató de quitar relevancia política a su elección. Defendió que la Fiscalía es una institución de 2.500 profesionales con «autonomía» y criterios pautados. «Las personas que se incorporan a los puestos de dirección empujan, coordinan, pero no hacen que la nave cambie el rumbo sustancialmente», adujo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos