El PSOE admite que los indultos dañaron la campaña del PSC

R. C. MADRID.

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, admitió ayer que la defensa de los indultos a los líderes independentistas que hizo el candidato socialista, Miquel Iceta, en la campaña electoral catalana generó «cierta desconfianza» entre los votantes constitucionalistas. «No creo que fuera determinante, pero sí fue un elemento» desmotivador, apuntó.

El diputado de Podemos Rafael Mayoral hizo, sin embargo, una lectura opuesta y consideró que Iceta acertó al plantear el perdón. «Creo que el PSOE se equivoca con lo que está diciendo porque habrá que aceptar una normalización democrática y eso pasa porque la gente no esté en prisión», señaló en La Sexta.

Ábalos, en una entrevista en la cadena Ser, reconoció también que el PSC tenía «elevadas expectativas», que en algunos momentos de la campaña «fueron ciertas», pero se truncaron en el último tramo de la campaña. Los socialistas catalanes aspiraban a tener más de veinte diputados en el Parlamento catalán, pero se quedaron en 17, solo uno más que en la pasada legislatura, y lejos de los objetivos marcados aunque rompieron la tendencia descedente del PSC iniciada en 1999.

El secretario de Organización del PSOE señaló que la polarización se agudizó «como nunca» en los últimos días de campaña, y el resultado de esa situación fue que el voto útil se fue «concentrando con mucha fuerza» en Ciudadanos, que es un partido con una posición antiindependentista «mucho más clara» que el PSC, que planteaba la «reconciliación», la «unidad» y la superación de la fractura entre bloques.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos