El primer paquete de medidas que el Ejecutivo aplicará en Cataluña

Incluye el cese de todo el Govern, del director general de los Mossos, Pere Soler, y el cierre de las 'embajadas' de la Generalitat

M. E. ALONSO MADRID.

Tras la convulsa jornada vivida ayer, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció el primer paquete de medidas que pondrá en marcha para «restaurar el orden constitucional en Cataluña» tras la aprobación en el Parlament de la declaración de independencia. Unas medidas, bajo el amparo del artículo 155 de la Constitución, que se desarrollan en cinco decretos y que entrarán hoy en vigor después de publicarse en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Destitución de Puigdemont

El primero de los decretos del Ejecutivo central contempla el cese del presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont.

Destitución del Govern

El segundo recoge el cese de su vicepresidente Oriol Junqueras y del del resto de miembros del Ejecutivo catalán, que no incluye al exconsejero de Empresas Santi Vila después de que renunciara anteayer a su cargo tras dinamitarse los puentes entre Madrid y Barcelona.

Asunción de competencias

A ellos se suma un tercero, por el que se fija que los ministerios pasarán a dirigir la Administración catalana y asumirán las competencias respectivas de cada consejería. El acuerdo del 155 contempla la posibilidad de que los empleados de la Generalitat se nieguen a acatar las órdenes de los nuevos gestores y por eso advierte de que el incumplimiento «podría ser constitutivo de responsabilidad disciplinaria» y que esa situación puede tener, incluso, consecuencias penales. Las sanciones a las funcionarios díscolos se tramitarán de forma exprés, según el acuerdo del Senado.

Extinción de organismos y ceses

El cuarto decreto afecta al cierre de las 'embajadas' catalanas en el extranjero, excepto a la de Bruselas. Se trata de las trece delegaciones que la Generalitat ha ido abriendo en los últimos años en ciudades como Londres, Nueva York, Estrasburgo, París o Berlín. También comprende la extinción de las oficinas de Puigdemont y de Junqueras, y el Diplocat, una entidad al servicio del Govern para impulsar la proyección internacional de Cataluña.

Esta resolución incluye además la destitución de los delegados de la Generalitat en Bruselas, Amadeu Altafaj, y Madrid, Ferrán Mascarrell, además del secretario general del Departamento de Interior, Cèsar Puig, y el director general de los Mossos d'Esquadra, Pere Soler. Una medida que no afecta de momento al mayor de la Policía autonómica, Josep Lluís Trapero, ya que, en todo caso, correspondería cesarle a quien se haga cargo de las competencias de la consejería de Interior.

El decreto, que incluye la sustitución de 141 cargos de confianza que caen con los consejeros que los nombraron, recoge la disolución del Consejo para la Transición Nacional, un órgano creado en 2013 para asesorar en el proceso de independencia de Cataluña y para celebrar un referéndum de autodeterminación.

Convocatoria de elecciones

La quinta medida es la disolución del Parlament y la convocatoria de elecciones para el día 21 de diciembre. De esta manera el Gobierno de Rajoy opta por un 155 breve que durará hasta la investidura del nuevo Ejecutivo catalán.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos