La presidenta madrileña escenifica en la convención su determinación de no dimitir

Los asistentes al cónclave aseguran haber visto a la dirigente menos arropada de lo habitual

N. VEGA

madrid. No hubo cambio de planes. Cristina Cifuentes cogió hoy el AVE de las diez de la mañana camino de la convención nacional del PP en Sevilla mientras fuentes del partido dejaban abierta la posibilidad de que finalmente optara por no viajar. Nada de eso. La presidenta de la Comunidad de Madrid está dispuesta a pasar el fin de semana concentrada con los populares en una cita que ha quedado totalmente opacada por la polémica sobre su máster.

Ni tan siquiera la comparecencia del rector de la Universidad Rey Juan Carlos, sin poder garantizar que Cifuentes presentara y defendiera el proyecto final del curso, hizo titubear a la dirigente madrileña. Intervino ante la prensa para reafirmarse «punto por punto» en lo dicho hasta ahora y reiterar que no va a dimitir, pese a no haber conversado durante la mañana ni con Mariano Rajoy ni con María Dolores de Cospedal.

Los afectados

Si con el presidente del Gobierno asegura mantener un contacto fluido, poco tuvo que esperar para recibir de nuevo y en presencia del PP al completo el respaldo de la secretaria general. En su propia defensa, Cifuentes alegó no haber cometido ninguna «ilegalidad», no haber presionado a la universidad para el falseamiento de documento alguno y haber dicho la «verdad». Y, en consecuencia, no entiende qué razón podría tener para abandonar. A su juicio, serán los tribunales los que esclarezcan lo ocurrido. «Que lleguen hasta el final», zanjó.

No reparó en si la polémica perjudica al partido. Cree que es algo que no le corresponde evaluar a ella. Lo que sí ha constatado es el daño que las dudas extendidas sobre si obtuvo el título del máster de manera fraudulenta han causado tanto a la universidad como a sí misma. «Hay otra perjudicada que soy yo. Estoy siendo sometida a algo que, desde el punto de vista personal, es de una dureza extrema», denunció antes de rogar a la prensa que se eviten las persecuciones y carreras estos días.

Fuentes populares trasladaron que hoy mismo, en los pasillos del hotel en el que se celebra la convención, la presidenta de la Comunidad de Madrid acusó el desgaste. La vieron menos acompañada que de costumbre, sin ser, como habitualmente ocurría, el foco de los asistentes al cónclave y de las fotos de los militantes. Nada extraño, apuntaron en la formación: «Así es la política».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos