ERC admite que Cataluña no estaba preparada para la independencia

Pensatí, ayer, en una manifestación en Bruselas. /EPA
Pensatí, ayer, en una manifestación en Bruselas. / EPA

Los republicanos culpan al Gobierno central del fracaso del proceso

CRISTIAN REINO / R.C.

El independentismo empieza a hacer autocrítica y a reconocer que en el proceso soberanista no era oro todo lo que relucía. Esquerra ha admitido esta mañana que ni el Gobierno catalán ni el país estaban listos para desarrollar la república que el Parlamento catalán proclamó el pasado 27 de octubre. El Govern no estaba “suficientemente preparado” para “dar continuidad política de forma sólida” a los resultados del 1-O, según ha afirmado esta mañana el portavoz de ERC, Sergi Sabrià.

La excusa que los secesionistas ponen sobre la mesa, pensando en clave interna, para que la frustración no se extienda entre su parroquia, es que no fueron más allá pues a su juicio el Ejecutivo catalán no estaba preparado para desarrollar la república “haciendo frente a un Estado autoritario sin límites para aplicar la violencia”. “Estábamos a punto de desarrollar la república en un contexto diferente al que nos encontramos, pero ante las pruebas claras de que esta violencia podría llegar a producirse decidimos no traspasar esa línea roja”, según Sabrià.

Más información

Aun así, la posición del partido es clara y ”no renuncia a sus principios” y de cara al 21-D su objetivo es la “independencia y construir la República". Sabrià ha insistido en que "ERC es un partido independentista, lo éramos cuando éramos una minoría y lo somos ahora que estamos ganando".

“Ahora es el momento de ganar las elecciones y derrotar al Estado en las urnas, que es nuestro terreno, a pesar de que creemos que estas elecciones no son legítimas. La victoria es la mejor respuesta a la aplicación del 155 y nos permite arrebatar la recuperación de las instituciones”, han señalado los republicanos.

ERC concurrirá con una lista de país, “transversal". El viernes se cierran las listas electorales y Sabrià ha destacado que la lista de ERC será "una lista abierta, con gente de tradiciones políticas diferentes, con gente de orígenes diferentes". "Una lista con muchos independientes, una lista como las que nos ha enseñado a hacer Oriol Junqueras, una lista que se parezca lo máximo posible al país al que debe servir", según ERC.

El Gobierno autonómico no estaba «suficientemente preparado»

En la misma línea se pronunciaba ayer la exconsejera de Enseñanza de la Generalitat de Cataluña, Clara Ponsatí. Reconoció que el Gobierno autonómico no estaba «suficientemente preparado» para «dar continuidad política de forma sólida» a la declaración de independencia realizada el pasado 27 de octubre en el Parlament con el apoyo de los partidos secesionistas.

En una entrevista con RAC-1, Ponsatí, que se encuentra en Bruselas al igual que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y otros tres miembros del Ejecutivo catalán destituidos por Mariano Rajoy en aplicación del artículo 155 de la Constitución, reconoció que «quizá no todos» sus compañeros «estarán felices» de que ella diga eso, pero argumentó que es lo más sincero.

«A algunos les cogió un poco desprevenidos y dar respuesta a esta acción contundente del pueblo catalán (en el referéndum del 1 de octubre, suspendido por el Tribunal Constitucional). Es lo que quizá no hemos sabido hacer de la manera más acertada», dijo. La exconsejera también admitió que el Govern no esperaba por parte del Ejecutivo central una reacción tan «contundente y autoritaria» -«de guerra», llegó a decir incluso- a la consulta.

«Es un error no haber estado preparados, no haber tenido en cuenta la fuerza del nacionalismo español, que estaba dormido, y se gestiona de forma antidemocrática y en ocasiones violenta», alegó. Dicho esto, asumió su fracaso. «Es evidente que no hay un Ejecutivo en Cataluña con capacidad de hacer política de gobierno. Es evidente -convino-. El Govern está en prisión y en el exilio».

En cuanto a su participación en las elecciones del 21 de diciembre avanzó que sólo formaría parte de una lista transversal, pero no de una de partido, por lo que parece cerrársele la puerta a continuar en la primera línea política tras el 21-D.

Fotos

Vídeos