La prensa mundial cree que el Govern abrió la puerta al diálogo

Portada de 'Charlie Hebdo'.

El semanario francés 'Charlie Hebdo' se burla de la secesión y dice que «los catalanes son más tontos que los corsos»

ÁLVARO SOTO

madrid. El martes por la tarde, todo el mundo, literalmente, tenía puesto el foco en el Parlamento de Cataluña. No todos los días se proclama la independencia de un país, y menos en la Unión Europea. Pero la que prometía ser una tarde histórica se convirtió, a juicio de los medios internacionales, en un paso atrás del presidente Carles Puigdemont en medio de una tremenda confusión.

La prensa francesa llevó ayer a sus portadas la actualidad catalana. «Cataluña: la independencia, en suspenso», tituló el vespertino izquierdista 'Le Monde'. «Cataluña: la independencia esperará», fue la apertura del conservador 'Le Figaro', que a su vez editorializaba con la idea de que «Puigdemont pulsa el botón de pausa». Para 'Libération', «Barcelona juega a la prolongación», y para 'La Croix', «Independencia: Cataluña entreabre la puerta al diálogo».

Pero en los quioscos franceses, ayer, destacaba la portada del semanario satírico 'Charlie Hebdo'. Acostumbrados a no casarse con nadie, los del 'Charlie' proclaman que «los catalanes son más tontos que los corsos» mientras dibujan a los independentistas de la isla francesa diciendo: «Queremos un debate». Pero aún más dura que la portada es el editorial de la revista: «Si todas las regiones europeas con lengua propia, historia y cultura comienzan a clamar por la independencia, el Viejo Continente será pronto como un cubito de hielo bajo el calentamiento global. Dado que existen 200 lenguas en Europa, ¿por qué no creamos 200 países? ¿Y por qué no tantas declaraciones de independencia como quesos y vinos tiene el continente?». El editorial de la revista de humor se pone serio para criticar a una parte de la izquierda política por apoyar al nacionalismo y recuerda que Cataluña «quiere ser independiente para no pagar a las regiones más pobres de España».

Los diarios del resto de Europa también se volcaron ayer con España. En Alemania, el 'Frankfurter Allgemeine' escribe que «los catalanes cambian la declaración de independencia»; el 'Süddeutsche Zeitung' dice que «Cataluña cede primero» y el 'Die Welt' editorializa asegurando que «hay que encontrar una solución a esta crisis».

En el Reino Unido, 'The Daily Telegraph' cree que «Cataluña da un paso atrás ante el abismo de la independencia». «Marcha atrás en Cataluña», dice 'The Times'; 'Financial Times' titula que «el líder catalán pone freno a su propuesta de secesión» y 'The Guardian', mientras tanto, no lleva el asunto catalán a su portada. En Escocia, 'The Herald' se acerca a las tesis nacionalistas al afirmar que «España ha negado 18 veces a los catalanes un voto al estilo de Escocia, dice Puigdemont».

En Italia, 'Corriere della Sera' apunta: «Independencia, pero se negocia. La presión de Bruselas sobre Puigdemont hace patinar el discurso en el Parlamento. Decepción en la plaza». En la misma línea, 'La Reppublica' titula con las palabras del presidente catalán: «Cataluña independiente, pero negociaremos». El portugués 'Público' afirma que «Cataluña declara la independencia y ya está perdiendo apoyos».

Al otro lado del Atlántico, en Estados Unidos, el 'New York Times' titula 'Más confusión sobre la secesión'; 'The Washington Post', «el presidente catalán insiste en el derecho a la independencia, pero no declara la ruptura con España» y el 'Nuevo Herald' de Miami, «Líder suspende la declaración de independencia». En Brasil, 'O Globo' subraya que fue una «Independencia de minutos»; en Chile, 'El Mercurio' opina que «Puigdemont deja en suspenso la independencia catalana, y el gobierno español lo acusa de 'no saber adónde va'»; y en Argentina, «Marcha atrás de Cataluña» ('Clarín') e «Independencia en suspenso» ('La Nación'). Para el árabe 'Gulf News' y para el israelí 'Haaretz', el asunto catalán también fue el tema principal de su portada.

Fotos

Vídeos