Rivera llama «golpistas de coche oficial» a los miembros del Govern

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. / EFE

Ante los desafíos de Puigdemont, el presidente de Cs ha afirmado: «Es un señor que grita mucho, pero al que luego le da miedo firmar un decreto»

EUROPA PRESSMadrid

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha llamado "golpistas de coche oficial" a los miembros del Gobierno de Cataluña y ha señalado que, aunque desean alcanzar la independencia a través de un referéndum ilegal, al mismo tiempo temen ser sancionados, perder su sueldo público y poner en riesgo su patrimonio por incumplir la ley.

"Estos señores son golpistas pero de coche oficial, de sueldo público, de seguir viviendo del cargo político que tienen. Ser revolucionario en coche oficial es un poco contradictorio, y estos son señores que viven muy bien, que tienen un sueldo público, que tienen la casa en la playa y temen que les quiten el patrimonio si incumplen la ley", ha declarado en una entrevista con Europa Press.

Eso es, en su opinión, lo que "les duele" a los dirigentes independentistas, las consecuencias de una posible condena de inhabilitación para cargo público o tener que responder con su patrimonio por el dinero público destinado a organizar el referéndum del 1 de octubre.

"Por eso creo que no van a ir más lejos, porque al final el bolsillo, el sueldo público y el coche oficial es lo que realmente les preocupa", ha pronosticado.

Puigdemont podría acabar como Mas

Rivera ha defendido que en España "hay que aplicar las leyes" en todos los ámbitos y que "el Estado de Derecho va actuar" contra la celebración del referéndum. Por eso cree que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, o cualquier otro líder separatista que no respete la ley "va a ser inhabilitado", como ocurrió con su predecesor en el cargo, Artur Mas, o con el exdiputado y exconseller del Ejecutivo catalán Francesc Homs.

En este contexto, ha restado importancia a la advertencia de Puigdemont de que no aceptará una posible inhabilitación del Tribunal Supremo. "Es como decir 'aunque me multe la Policía, no lo acepto'. Bueno, pues lo vas a pagar, porque si no, te lo quitan de la cuenta, como al señor Mas", ha afirmado, añadiendo que no teme a "un señor que grita mucho pero al que luego le da miedo firmar un decreto" para convocar un referéndum en Cataluña porque sabe que es ilegal.

Sobre el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, ha señalado que, según se ha publicado en prensa, evita firmar documentos relacionados con esa consulta para que no haya pruebas escritas de su implicación y así no le puedan imputar judicialmente.

"Está dando instrucciones internas para que no dejen rastro las decisiones que le pueden llevar a la inhabilitación política" porque "tiene miedo a no poder ser presidente de la Generalitat", ha resaltado.

«Golpe a la democracia»

El líder de la formación naranja ha condenado el "golpe a la democracia" que, a su entender, están perpetrando los gobernantes catalanes, que "no respetan" ni la Constitución, ni el Estatuto de Cataluña, ni el Reglamento del Parlament.

Sobre la modificación del Reglamento de la Cámara autonómica, gracias a la cual Junts pel Sí y la CUP podrán aprobar por la vía urgente la ley del referéndum y las leyes para la ruptura con España, Rivera ha destacado la falta de garantías en el procedimiento.

Ha indicado que el objetivo del presidente catalán es que se pueda "declarar la independencia en 24 horas sin mayoría de votos en las urnas, simplemente con 68 escaños en el Parlamento de Cataluña", cuando para cambiar el Estatut hacen falta 90 escaños y para reformar la Constitución se precisa el apoyo de dos tercios de los diputados del Congreso.

"Me parece que han tomado un atajo antidemocrático porque no son capaces de convencer ni a la mayoría de españoles para reformar la Constitución ni a la mayoría de catalanes para modificar las leyes catalanas", ha concluido.

«Semilla de división y enfrentamiento»

Además, el presidente de Ciudadanos ha lamentado lo que considera "el gran drama de Cataluña", que es "la ruptura del marco democrático y de la convivencia" y la "semilla de división y enfrentamiento" que los líderes independentistas "han sembrado" entre los catalanes. En este sentido, ha avisado de que aunque en el futuro haya un Gobierno constitucionalista en esa comunidad, "va a costar años reconciliar a los catalanes".

Pero, pese a ese clima que observa, no cree que los partidos y entidades independentistas más radicales intenten forzar la celebración del referéndum generando desórdenes y enfrentamientos en las calles.

"Nunca se puede descartar nada", pero "yo confío en que, a pesar de la irresponsabilidad de Puigdemont y compañía, no traspasen esa línea" y "la convivencia, la seguridad y las libertades de los que no piensan como ellos no queden coaccionadas y violentadas", ha manifestado.

Por último, el líder de Cs ha subrayado la importancia de ofrecer a los ciudadanos "un nuevo proyecto común" para España que supere la posición "inmovilista y conservadora" del Gobierno de Mariano Rajoy, que, en su opinión, genera rechazo en una parte de los españoles y también de los catalanes.

"Yo creo que este PP se agota, Rajoy agota su mandato y su política y habrá que pensar en cómo sustituir al PP y tener un proyecto mejor que el suyo para regenerar la vida pública e ilusionar a muchos españoles, incluida la mayoría de catalanes", ha explicado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos