Puigdemont, sobre el Consejo de Ministros: «Respeto la vocación de trabajo»

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. / EFE

«Ojalá siempre fuera así», ha ironizado el presidente catalán después de que Rajoy anunciase la convocatoria de un Consejo el 16 agosto si se tramita la ley del referéndum

AGENCIASBarcelona

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha ironizado este miércoles sobre "la vocación de trabajo" que tiene el Consejo de Ministros después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, haya anunciado que convocará uno en agosto si el Parlament tramita la ley del referéndum.

"Respeto la vocación de trabajo del Consejo de Ministros. Ojalá siempre fuera así", ha dicho el presidente catalán en un chat de la aplicación móvil 'Zonetacts', en el que ha participado este miércoles y en el que ha intercambiado varios mensajes con los usuarios, quienes le han formulado varias preguntas.

Preguntado por cómo reaccionará ante esta eventual convocatoria del Consejo de Ministros, Puigdemont ha replicado que el gobierno catalán tiene su propia agenda "al margen de lo que decida hacer" el gabinete del presidente Rajoy.

Puigdemont también ha afirmado que "nada podrá impedir que abran los colegios con normalidad el 1 de octubre", remarcadno que la agenda soberanista seguirá "al margen" de cuándo se reúna o lo que decida el Consejo de Ministros.

Pese a que Rajoy ha reiterado que no habrá referéndum, Puigdemont ha dudado de que "en democracia se pueda inhabilitar a alguien por cumplir con lo aprobado por el Parlament". Y en cuanto a los apoyos internacionales a una hipotética Cataluña independiente, Puigdemont ha comentado que "nos los tenemos que ganar y la mejor manera es enviar un mensaje claro el 1 de octubre".

Luego ha destacado que no trabaja en el supuesto de una declaración unilateral de independencia, sino en hacer un referéndum, lo que es "la mejor declaración que puede hacer el país". Para el presidente catalán, en una eventual Cataluña soberana las relaciones con España debería ser "siempre las mejores, en beneficio mutuo". Asimismo, ha dicho que "la democracia española es mejorable", ya que "la separación de poderes no es evidente" y existe una "guerra sucia desde el aparato del Estado".

El castellano seguiría siendo cooficial

Puigdemont ha defendido que la ley de transitoriedad jurídica que impulsan la CUP y JxSí tendrá la "máxima seguridad jurídica" y ha asegurado que, si triunfa el sí en el referéndum, habrá una transición "dialogada" con España y el castellano seguiría siendo lengua cooficial.

La ley de transitoriedad está pendiente aun de presentarse, pero el presidente catalán ha asegurado, por ejemplo, que la norma regulará "por descontado" la sucesión de contratos entre administraciones. Dicha norma está prevista para certificar la independencia y contemplar la transición de Cataluña del ordenamiento jurídico actual a uno catalán, y JxSí y la CUP tienen previsto presentarla tras las vacaciones.

También la CUP ha abordado este miércoles algunos detalles de la ley, como que prevé sustituir el Tribunal Constitucional (TC) por una 'Sala de Garanties' catalana y prevé crear un Tribunal Supremo catalán. La ley de transitoriedad jurídica es una de las tres leyes de 'desconexión' y aun no está claro si la quieren aprobar antes del 1 de octubre o la dejarán para después.

Puigdemont además ha explicado que, en un eventual Estado catalán, los derechos lingüísticos estarán "perfectamente garantizados"; y ha reiterado que tanto el catalán como el castellano seguirán siendo lenguas oficiales en Cataluña.

Fotos

Vídeos