Casi más policías que manifestantes

Despliegue policial en el exterior de la Audiencia Nacional./Alberto Ferreras
Despliegue policial en el exterior de la Audiencia Nacional. / Alberto Ferreras

Unas 200 personas responden a la llamada de la Plataforma 25-S para protestar contra la «mafia del PP»

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

San Fernando de Henares ha amanecido hoy convertida en un búnker inexpugnable al que solo se han acercado alrededor de dos centenares de manifestantes convocados por la Plataforma 25-S para protestar contra la “mafia del PP”. Al final casi ha habido más policías que manifestantes en el polígono industrial de las afueras de Madrid donde se ubica el tribunal. El dispositivo previsto por el Ministerio del Interior ha movilizado a más de 80 miembros de la UIP (Unidades de Intervención de la Policía, antidisturbios).

El ambiente ha sido festivo y reivindicativo, por lo que no ha habido ningún incidente, y la protesta se ha convertido en una manifestación improvisada por las calles del polígono y bajo el lema de "ilegalizar al Partido Popular". El vasto dispositivo de seguridad ha impedido que los manifestantes se acerquen a más de un centenar de metros de la Audiencia Nacional. Los participantes en la movilización han estado previamente recluidos en una zona de seguridad vallada, de la que no han podido moverse.

En la protesta ha habido una mezcla de ‘yayo-flautas’, militantes republicanos y miembros de plataformas ciudadanas, que han lanzado consignas como “Rajoy y Cospedal a Soto del Real” o “este presidente es un delincuente”. En cualquier caso, los manifestantes ni se ha percatado de la llegada de la comitiva oficial de Rajoy a la sede de la Audiencia Nacional, que ha entrado al edificio por el garaje y que ha llegado al polígono industrial por una vía alternativa, muy alejada a la protesta. La comitiva de Rajoy ha entrado a la sede a las 9:45 horas.

El operativo de seguridad ha sido exhaustivo. Las pertenencias de todas las personas (manifestantes o periodistas) que se mueven por el polígono industrial han sido revisadas. Para entrar en el edificio de la Audiencia Nacional es indispensable pasar tres filtros de seguridad y nadie, más allá de los informadores acreditados o el personal del tribunal, puede siquiera acercarse a la sede.

Desde primera hora de las mañana, decenas de especialistas de la Unidad Canina han batido la zona en busca de posibles explosivos y todas las alcantarillas de este polígono industrial han sido revisadas y selladas. El operativo de seguridad, además, incluye un helicóptero que sobrevuela de forma constante el Corredor del Henares.

Todos los accesos al tribunal, además han sido ‘barreados’ por la Policía con vehículos y vallas de seguridad. La Policía, incluso, ha aparcado frente al garaje de la Audiencia Nacional dos enormes trailers de camión para evitar las grabaciones del interior del reciento a la llegada del jefe del Ejecutivo.

La Coordinadora 25-S, la misma que en su momento llamó a «tomar» y luego «rodear» el Congreso, había convocado a sus simpatizantes a una concentración a las nueve de la mañana frente a la sede judicial de San Fernando para reclamar la «ilegalización» del PP, «el partido de la mafia». Los responsables del dispositivo de seguridad ya habían vaticinado que la respuesta a esta convocatoria no iba a ser masiva, ya que los accesos a esta retirada zona industrial de Madrid no son particularmente fáciles por transporte público, al margen de que la fecha (primera de un día laborable a finales de julio) no parecían, a priori, muy atractivas para una concentración.

Bajo el lema «nos mean y dicen que llueven», la coordinadora, que había pedido que la ciudadanía acudiera con paraguas ante el tribunal, quiere denunciar que los dirigentes del PP que ya han declarado en el proceso se han escudado tras el «no lo sé, no me consta y lo desconozco» para evitar dar explicaciones, pero que el pueblo sí que recuerda que el actual jefe de Gobierno es el «quinto hombre de Aznar».

La movilización de la Coordinadora 25-S contra el Partido Popular continuará el viernes, cuando ha convocado otra protesta frente a la sede de Génova 13 para seguir reclamando la «ilegalización» de la formación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos