El PP descarta proceder contra Pedro Antonio Sánchez por el 'caso Auditorio'

Fernando Martínez-Maillo./EFE
Fernando Martínez-Maillo. / EFE

Martínez-Maillo defiende que el dirigente popular ya dimitió como presidente de Murcia y que no se le juzga por un escándalo de corrupción

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

La dirección nacional del PP no contempla "en estos momentos" proceder contra el líder de los populares en la Región de Murcia. Pedro Antonio Sánchez, que será juzgado por un delito de prevaricación y dos de fraude en la contratación y construcción del auditorio de Puerto Lumbreras, abandonó la Presidencia autonómica el pasado mes de abril ante la amenaza de una moción de censura. Un gesto suficiente por ahora para la cúpula del partido. "Pedro Antonio ya dimitió, es que da la sensación de que no ha dimitido y no es cualquier cosa", ha protestado este martes Fernando Martínez-Maillo.

Más información

El coordinador general del PP sostiene que Sánchez "asumió su responsabilidad" y que los populares van a "seguir creyendo en la presunción de inocencia". En la práctica esto supone que el partido no se plantea ninguna medida sancionadora. Los estatutos apuntan a la apertura de expediente disciplinario cuando en los casos de corrupción los tribunales señalan el juicio oral. Pero no es esa, según Martínez-Maillo, la situación del expresidente murciano. "No es un caso de corrupción, porque es verdad que no se le acusa de llevarse ni un euro", ha argumentado en un desayuno informativo organizado por Europa Press. Además, tras su renuncia a la presidencia autonómica, el asunto, recuerda, queda en manos de la dirección regional del PP.

Tanto el PSOE, como Ciudadanos y Podemos en la Asamblea murciana han pedido que Sánchez entregue su acta de diputado. La vicepresidenta del Gobierno ha insistido en que el PP cumple con sus códigos éticos y sus compromisos, pero del mismo modo ha recordado que el expresidente dejó sus funciones en el Ejecutivo. "También lo que hemos visto -ha señalado Soraya Sáenz de Santamaría- es que hay que estar muy pendiente de los procesos judiciales y respetar los derechos que tienen todos, incluida la presunción de inocencia".

Alimentar el «victimismo» catalán

Por otro lado, el propio Maillo ha adelantado que el Gobierno dará una respuesta "tranquila, ponderada y en catalán" al desafío secesionista, "firme" en la defensa del Estado de derecho pero sin alimentar el "victimismo" de independentistas. "Hago un llamamiento a la tranquilidad y la confianza en el Gobierno de España. No vamos a caer en la provocación. No puede haber comportamientos individuales ni colectivos de ilegalidad y el referéndum lo es", ha aseverado.

También ha sostenido que lo importante es la unidad de los partidos políticos contra la celebración del referéndum anunciado para el próximo 1 de octubre y ha emplazado a más adelante el estudio de reformas o propuestas. "Pero sobre una ilegalidad o la ruptura de la soberanía nacional el PP no va a dialogar", ha subrayado antes de destacar el acuerdo alcanzado la pasada semana en este sentido entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Pero no ha querido profundizar en la propuesta socialista de reforma de la Constitución, aunque ha señalado que el PSOE "siempre se ha liado mucho en este tema". También ha lanzado una advertencia a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, a quien ha recordado que ni ella, ni el Consistorio ni sus funcionarios pueden participar en una actividad ilegal. "Eso ella lo sabe", ha avisado criticando la "ambigüedad" de Colau sobre el referéndum en función "del día, del momento político o de las presiones que recibe".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos