«Los policías y los guardias civiles somos los hermanos pobres»

M. SÁIZ-PARDO MADRID.

-El SUP, a raíz de los atentados, hizo campaña para denunciar la brecha salarial entre las fuerzas de Seguridad del Estado y los Mossos. ¿No fue oportunismo?

-Asumimos el desgaste que esto pueda generar, pero la sociedad tiene que tomar conciencia que este escenario no es sostenible por más tiempo. Es inconcebible, como ocurrió, que policías nacionales patrullaran con chalecos prestados por la Guardia Urbana de Barcelona.

-¿Cuál es esa situación a día de hoy?

-Policías y guardias civiles somos los hermanos pobres de la Administración. Percibimos un 35% menos que otros cuerpos policiales autonómicos y locales. Además, el Estado nos mantiene tributando como 'clases pasivas' por lo que, aunque pagamos impuestos por el 100% de nuestro sueldo, solo cotizamos por la mitad. Imagine la jubilación.

-Históricamente, la equiparación salarial ha sido una demanda de los sindicatos policiales. ¿Ha cambiado algo en los últimos 20 años?

-Efectivamente lo ha sido. La única respuesta a esta situación por parte de la Administración se produjo tras el acuerdo firmado por todos los sindicatos con Interior en 2005 y que consistía en un incremento salarial paulatino que se vio truncado con la crisis. Desde entonces los funcionarios han perdido doce puntos de poder adquisitivo.

-Ustedes insisten en cambios en el modelo policial a pesar de que las actuales cifras de criminalidad son buenas.

-España es un país muy seguro. Pero realmente esos buenos resultados en índices delincuenciales no justifican la falta de racionalidad. En nuestro país conviven Policía Nacional, Guardia Civil, policías autonómicas y más de 2.000 cuerpos de policiales locales. Y en muchos casos se solapan los cometidos. En España nos gastamos unos de 4.000 millones de euros en seguridad más que la media europea.

-Interior ha convocado 3.200 plazas de policía. ¿Colma esta convocatoria las necesidades de personal?

-En ningún caso. Las plazas convocadas son aproximadamente los puestos de trabajo que han quedado vacantes después de que se jubilase un número similar de policías durante el pasado año. Seguiremos durante años con miles de policías menos que nuestro catálogo oficial de puestos de trabajo.

Fotos

Vídeos