La Policía Nacional desarticula la banda de trata de blancas más importante de la Unión Europea

R. C.

madrid. Una investigación de un equipo formado por la Policía Nacional y las fuerzas de seguridad rumanas permitió desarticular la que se considerada la organización criminal más importante dedicada a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, que operaba en España y otros países de la Unión Europea.

La operación se llevó a cabo de forma simultánea en varias ciudades españolas y rumanas. Durante el dispositivo, se detuvo a 11 personas -3 en Madrid, 2 en Marbella, 2 en Oviedo y 4 en Rumanía-. Además, se liberó a 13 víctimas de esta red, que extendía sus actividades criminales a otros países como Alemania, República Checa y Países Bajos.

La investigación apunta como presunto responsable de la organización a un hombre apodado 'Becu', quien comenzó su carrera delictiva en el 2000 en Rumanía. Posteriormente, cuando este país se adhirió a la Unión Europea, aprovechó la oportunidad para desplazarse con facilidad por el territorio europeo e inició la captación de mujeres en diversas localidades rumanas, a las que posteriormente trasladó a la República Checa para ejercer la prostitución. De este modo desbancó a otros grupos rivales de proxenetas. Años más tarde se trasladó a España y comenzó a participar en la actividades de la importante organización criminal dirigida por el conocido como 'Cabeza de cerdo', líder durante años de esta red -y actualmente en prisión- que empleaba extrema violencia y se dedicaba principalmente al control de la prostitución en Madrid.

Sucesión

Tras la detención de 'Cabeza de cerdo', Dorel -su entonces mano derecha- heredó toda la estructura criminal y se sofisticó con nuevos métodos delictivos, obteniendo la mayoría de sus ingresos coaccionado a las mujeres que ejercían la prostitución en el Polígono Marconi en Madrid para que le pagaran una tasa semanal por ocupar la vía pública. Fue en ese momento cuando 'Becu', que mantenía diferencias insalvables con Dorel, se separó de la red y comenzó a reclutar un grupo de personas e iniciarse con actividades criminales propias en España. Una vez que se constató la muerte de Dorel, 'Becu' aprovechó para imponer su organización y monopolizar las actividades criminales de la mafia rumana en España.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos