Policía y Mossos desatan una macro-operación para acabar con la mafia armenia

Más de mil agentes detienen a 142 sospechosos y practican 73 registros en seis provincias

M. SÁIZ-PARDO

madrid. La Policía Nacional y los Mossos d'Esquadra desataron ayer la que probablemente sea la mayor operación conjunta de su historia. Una macro-redada que, según fuentes de la investigación, ha acabado con la mafia armenia en España, uno de los grupos organizados con más tentáculos desplegados en el territorio nacional.

Las cifras del operativo, en el que participaron equipos de Interpol y Europol para la coordinación, dan cuenta de la envergadura del golpe policial: más de un millar de agentes de ambos cuerpos movilizados; 142 órdenes de detención (entre ellos los seis líderes de la organización criminal, los denominados Zakone, 'ladrones en ley') y 73 registros en inmuebles situados en las ciudades de Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante capital, Elche, Albacete o Cartagena.

La lista de cargos contra esta mafia también es larga: pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas, blanqueo de capitales, tráfico de armas, contrabando de tabaco, soborno, corrupción en apuestas deportivas, delitos contra el patrimonio...

La investigación, bajo la dirección del Juzgado de Instrucción número 2 de Terrassa (Barcelona) y la coordinación de la Fiscalía Especial Contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada, comenzó a principios de 2016, tras el asesinato en Terrassa de dos georgianos vinculados al capo Kakhaber Sushanshvli.

Las investigaciones de la Policía Nacional y el cuerpo autonómico terminaron por descubrir la existencia de «una amplia organización criminal asentada en todo el territorio nacional de carácter internacional dedicada a una multitud de actividades delictivas». Vista la complejidad de la trama, los agentes dividieron la investigación en dos fases. La primera se desarrolló el pasado 28 de noviembre. Fueron detenidas más 30 personas de origen georgiano del clan de Sushanshvli.

La segunda fase, la desatada ayer, se dirigió directamente contra la que es, a juicio de los investigadores, la mayor organización internacional de origen armenio asentada en Europa, íntimamente relacionada con el entramado criminal georgiano desarticulado a finales del 2017 y con amplios vínculos internacionales en Estados Unidos, Francia, Bélgica, Italia y Lituania.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos