Podemos tiene la llave para recurrir el 155 ante el Tribunal Constitucional

La formación que lidera Iglesias rechaza las medidas del Gobierno pero evita aclarar si pedirá su anulación

R. GORRIARÁN

madrid. Podemos tiene en sus manos intentar la paralización en el Tribunal Constitucional de las medidas tomadas en Cataluña al abrigo del artículo 155 de la Constitución. El partido que lidera Pablo Iglesias se ha mostrado muy crítico con el plan de Mariano Rajoy, pero, de momento, no se plantea recurrir ante la corte de garantías.

Solo tres grupos en el Congreso cumplen los requisitos para recurrir ante el Constitucional, el popular, el socialista y el de Unidos Podemos. La ley establece que podrán «interponer el recurso de inconstitucionalidad, el presidente del Gobierno, el Defensor del Pueblo, 50 diputados, 50 senadores, los ejecutivos de las comunidades autónomas y, en su caso, las Asambleas de las mismas». Como es obvio, ni el Ejecutivo de Rajoy ni el PP ni el PSOE van a dar ese paso. Podemos puede hacerlo porque cuenta con 67 representantes en el Congreso y está en condiciones, por tanto, de impugnar los cinco decretos aprobados por el Gobierno para destituir a los gobernantes catalanes y disolver los organismos de la Generalitat.

Pero no parece que vaya a ser ese el camino que elija el partido que encabeza Iglesias. Él mismo se ha cuidado de aludir a esa posibilidad y tampoco lo han hecho otros dirigentes. La gestión de la crisis catalana ha abierto un debate en Podemos y hay sectores que no comparte el sesgo filosoberanista que, a su juicio, ha implantado Iglesias para acercar posiciones con Cataluña En Comù, el partido de Ada Colau.

Consecuencia de este debate fue el desplazamiento de Carolina Bescansa en la Comisión Constitucional del Congreso a favor de Irene Montero. La cofundadora de Podemos había discrepado con Iglesias, al que reclamó que hablara «más a los españoles». Otros dirigentes han llamado la atención sobre el coste electoral en el resto de España que empiezan a reflejar las encuestas.

La presentación de un recurso contra el 155 demostraría, a juicio de los críticos, que Podemos se habría convertido en el compañero de viaje de los independentistas. El Gobierno catalán, una vez destituidos sus miembros, no va a recurrir y el Parlament, que también podría hacerlo, fue disuelto por Rajoy. Podemos, por tanto, es el único de los capacitados en disposición de hacerlo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos