La CUP pide al Supremo no ser incluida en la investigación judicial

R. C. MADRID.

La presidenta del grupo parlamentario de la CUP, Mireia Boyá, presentó ayer un recurso ante el Tribunal Supremo en el que solicita que se anule la decisión del juez Pablo Llarena de ampliar la causa por rebelión contra ella, el expresidente de la Generalitat Artur Mas, la secretaria general de Esquerra, Marta Rovira o la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal.

En su escrito, Llarena explicaba que los hechos que se investigan se han podido desarrollar bajo la dirección y coordinación de un conjunto de personas entre los que se encontrarían los investigados.

La defensa de Boyá pide ahora que se anule esa resolución porque considera que vulnera los derechos a la defensa y a un juicio equitativo, ya que no informa a los nuevos investigados de los hechos que se les imputan con detalle suficiente. En el recurso se afirma que la imputación es «meramente formal» y no está fundamentada, lo que compromete «gravemente» su derecho a la defensa y pone «claramente en entredicho desde su inicio el carácter equitativo que debe tener el proceso penal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos