El PP pide prohibir el indulto a los condenados por rebelión y sedición

Sáenz de Santamaría advierte a Puigdemont de que no va a vivir en Bruselas «a costa» de los catalanes

N. VEGA MADRID.

El PP promovió ayer a última hora una enmienda para que ningún Gobierno pueda indultar a condenados por rebelión y sedición. Son los mismos delitos por los que el Tribunal Supremo investiga al exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, y al resto de líderes independentistas. Así que la iniciativa desterraría la posibilidad de conceder la medida de gracia a los dirigentes catalanes en caso de que sean condenados.

La posibilidad de transitar por la vía del perdón ya la planteó sin éxito el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, durante la campaña del 21 de diciembre. Su propuesta, encaminada a «cerrar heridas», fue rechazada de inmediato por los populares, que ahora dan un paso más y pretenden prohibir esta opción.

El texto enmienda una proposición de ley que el PSOE presentó hace un año para reformar la normativa sobre el indulto, aunque el PP necesita el apoyo de otras formaciones para sacar adelante su iniciativa. En el documento, los populares amplían la lista de delitos por los que un Gobierno no puede conceder el perdón y aceptan el planteamiento de los socialistas para que tampoco los condenados por corrupción accedan a la medida de gracia.

Se trata de un mensaje de contundencia en un momento en el que Carles Puigdemont sigue sin tirar la toalla de su investidura, ya sea real o simbólica. Soraya Sáenz de Santamaría tachó ayer esta vía de «imposible y ridícula», recordó al presidente del Parlamento de Cataluña que lo impide el Tribunal Constitucional y censuró que las fuerzas secesionistas sólo quieran «salvarle el tipo» al líder del Junts per Catalunya.

La número dos del Gobierno insistió en que el proyecto de Puigdemont ha llegado a su fin y advirtió de que la fórmula de la doble investidura no dará resultados con quien tiene cuentas pendientes con la justicia. «Ni puede ser presidente ni va a vivir a costa de los catalanes», zanjó la vicepresidenta en una entrevista en Telecinco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos