LA PASCUA MILITAR HONRA A DON JUAN CARLOS

Felipe VI se dirige a 
don Juan Carlos en 
un momento de su 
discurso. 
:: Juanjo Martín / efe/
Felipe VI se dirige a don Juan Carlos en un momento de su discurso. :: Juanjo Martín / efe

Don Felipe agradece a su padre «tantos años de servicio leal» y ensalza los 40 años de la Constitución, «el gran pacto de convivencia entre los españoles»

MATEO BALÍN MADRID.

Por vez primera en una celebración con más de dos siglos de historia, concretamente 236 años, desde que Carlos III recuperó Menorca a los ingleses tras desembarcar 8.000 soldados en 52 navíos, la Pascua Militar reunió ayer a cuatro Reyes, los vigentes y los eméritos. Fue una escena familiar de gran carga simbólica porque, lejos de celebrar la apertura de año castrense junto a la cúpula militar, supuso el homenaje institucional de Don Felipe a su padre tras cumplir el viernes su 80 aniversario.

Esta presencia se enmarca en la intención de la Casa Real de revitalizar este año la agenda de Don Juan Carlos y darle un mayor protagonismo en los actos oficiales junto a Doña Sofía, que también cumple 80 años en noviembre. Esta fue la razón por la que la Pascua Militar contó por vez primera con Don Juan Carlos desde su abdicación en junio de 2014. Vestido como antiguo capitán general del Ejército de Tierra, el Rey emérito no compartía un evento oficial castrense con Don Felipe desde enero de ese año y con la foto de ayer se pretendió, además, difundir una imagen de unidad y normalidad. Más si cabe porque en Zarzuela son conscientes de las críticas suscitadas por el entorno de Don Juan Carlos debido a su ausencia en los fastos oficiales con motivo del 40 aniversario de las primeras elecciones democráticas, celebrados en junio en el Congreso de los Diputados.

Otro tema no menor, y que la puesta en escena de la Pascua Militar de ayer pretendió contrarrestar, es el daño colateral que generará este año la sentencia del 'caso Nóos'. Antes de verano es altamente probable que Iñaki Urdangarin, marido de la infanta Cristina, sea condenado en firme por el Tribunal Supremo y entre en prisión. Una circunstancia que de forma irremediable salpicará a la Corona, pese a que la familia del exduque de Palma se ha separado tanto de la actividad extraoficial de la Casa Real que no estuvo presente ni en el cumpleaños celebrado el viernes por Don Juan Carlos en Zarzuela. Un evento al que sí acudieron la infanta Elena y sus dos hijos, tal y como recogieron los fotógrafos.

Tampoco se puede obviar que la imagen de unidad que busca transmitir la institución se produce en pleno terremoto territorial con el tema catalán, que provocó la intervención del Rey el pasado 3 de octubre, dos días después del referéndum ilegal, con una histórica intervención pública dada la «extrema gravedad» de la situación«para nuestra vida democrática».

Ayer, en el Palacio Real, los cuatro llegaron a la vez en un vehículo desde Zarzuela. Don Felipe, vestido para la ocasión de capitán general de la Armada. En esta ocasión, la lluvia impidió que se pasara revista a la Guardia Real en la Plaza de la Armería, por lo que el acto de bienvenida se redujo al zaguán del recinto. Allí esperaban a los Reyes el presidente Mariano Rajoy y los ministros del Defensa y de Interior, María Dolores de Cospedal y Juan Ignacio Zoido, respectivamente.

Tras el habitual besamanos de los asistentes, el Rey dedicó sus primeras palabras del discurso a Don Juan Carlos, al que felicitó y agradeció, también, «por tantos años de servicio leal a España» y por su ejemplo «vistiendo con honor el uniforme y siempre velando por la excelencia y el compromiso de nuestras Fuerzas Armadas con nuestra democracia, nuestra libertad y seguridad».

«Progreso social»

Sabida es la cercanía del Rey a Doña Sofía, éste también hizo un gesto a su madre ante su 80 aniversario. «Aunque sea adelantarme unos cuantos meses, felicitamos todos también a la Reina Sofía, que tanto cariño y cercanía ha demostrado siempre hacia la gran familia militar», mencionó.

También tuvo palabras para el Rey emérito la ministra Cospedal, quien trasladó su felicitación en nombre de los Ejércitos y la Guardia Civil. «Vuestra presencia nos honra en este acto de tantas evocaciones históricas», agradeció. La también secretaria general del Partido Popular destacó su liderazgo en la construcción de la España «democrática y moderna» actual que se sustenta sobre los pilares «de la reconciliación, la convivencia y la concordia».

De forma posterior, el Rey recordó en su discurso que este año se celebra el 40 aniversario de la Constitución, «el gran pacto de convivencia entre los españoles sobre el que se asientan nuestros derechos y libertades y nuestro progreso económico y social».

El mando supremo de las Fuerzas Armadas hizo además un balance del año militar, agradeció el trabajo de los 2.500 efectivos que se encuentran en misiones internacionales, recordó a los fallecidos, valoró las reformas y exigió la necesidad de «continuar modernizando nuestras capacidades militares y consolidar el modelo de enseñanza».

Para ello, citó la obligación de facilitar la movilidad en los cambios de destino, favorecer la conciliación de la vida laboral y familiar y el desarrollo de la carrera profesional; y, en su caso, apoyar la integración de nuevo en la sociedad civil a través de una formación compatible y reconocida fuera del ámbito militar, en referencia a los miles de soldados rasos que abandonarán el Ejército a los 45 años al finalizar su contrato.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos