El partido morado ve aún posible llegar a pactos con los socialistas

R. C. MADRID.

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, replicó ayer al PSOE que sí pueden ponerse de acuerdo en medidas concretas, y una de ellas podría ser «echar» a Mariano Rajoy del Gobierno, como su formación lleva un año proponiendo. De esta forma el dirigente morado contestaba al secretario de Organización de los socialistas, Jose Luis Ábalos, quien rechazó poco antes tener con la formación de Pablo Iglesias una relación de «socio preferente», como proclamó hace solo tres meses Pedro Sánchez. «Nosotros seguimos dispuestos y vuestros propios votantes siguen esperando», escribió Echenique en Twitter.

Con Iglesias desaparecido desde antes del cierre de campaña en Cataluña, fue el responsable de Sociedad Civil, Rafael Mayoral, el encargado de hacer el balance del año del partido. Un 2017 que el dirigente morado resumió como «el año del Gobierno fuera de la ley», de «la trama», de la imputación del PP, «de la precariedad, la devaluación salarial», «la involución democrática» y «el 155 contra el autogobierno».

En su comparecencia, Mayoral no quiso profundizar sobre los malos resultados de las elecciones catalanas, en las que concurrían en alianza con los comunes con la aspiración de establecer un Ejecutivo de izquierdas y en las que han perdido tres escaños Podemos es la única fuerza política que no ha analizado formalmente la situación tras el 21-D y no lo hará, según confirmó, hasta pasado el 8 de enero.

El diputado morado restó además importancia a las encuestas que apuntan que Podemos ha perdido apoyos en España, volvió a recordar que la verdadera encuesta son las urnas y que lo prioritario para su partido «es que la vida de la gente vuelva al centro de la agenda política».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos