El Parlament recurrirá el 155 al Tribunal Constitucional

C. REINO BARCELONA.

Aunque figuras destacadas del independentismo, como Carme Forcadell, han acatado ante el juez la aplicación del 155, las fuerzas secesionistas anunciaron ayer que el Parlament llevará al Tribunal Constitucional la puesta en marcha de dicho artículo de la Carta Magna, que cesó al Gobierno catalán, disolvió la Cámara catalana y permitió la convocatoria de elecciones. El Constitucional es la instancia legal más denostada por el independentismo, que ha negado legitmidad e imparcialidad a una corte de garantías que ha anulado todas las normas secesionistas aprobadas por la mayoría soberanista del Parlament.

Antes de presentar el recurso, Junts pel Sí solicitará un dictamen al Consejo de Garantías Estatutarias, el órgano que en Cataluña hace las veces de Tribunal Constitucional autonómico. La formación que agrupa al PDeCAT y a Esquerra precisó ayer que el 155 «en ningún caso se refiere a la suspensión de la autonomía» y que «la destitución del presidente de la Generalitat y del Gobierno no se adecúa a la Constitución y al Estatut pues sobrepasa las facultades del artículo 155». Ese será su principal argumento para el recurso de inconstitucionalidad.

A su juicio, su aplicación debería «centrarse en dar instrucciones y no destituciones o ceses». La destitución del presidente «constituye 'de facto' la suspensión de la autonomía» y una usurpación de una atribución «reconocida al Parlamento catalán», según los secesionistas. En la solicitud del dictamen del Consejo de Garantías, los soberanistas recuerdan que es el Estatuto quien faculta al presidente como único capacitado para disolver la Cámara y concluyen que el decreto que aplicó el 155 no puede prevalecer sobre el Estatuto. Lo contrario, afirman en Junts pel Sí, «supondría un ataque contra el Estado de Derecho, vulnerando el principio de legalidad y de jerarquía normativa» y asumir que un decreto tiene «prevalencia sobre una norma como el Estatuto de autonomía».

Junts pel Sí anunció el recurso en la primera reunión de la mesa de la Diputación Permanente de la Cámara catalana. Este órgano se reunió ayer por primera vez tras la disolución del Parlamento para la convocatoria de elecciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos