Los padres del niño de Níjar desvinculan al acosador de la madre de su desaparición

Ángel Cruz y Patricia Ramírez, tras comparecer ayer ante los medios en Níjar. :: CARLOS BARBA / EFE/
Ángel Cruz y Patricia Ramírez, tras comparecer ayer ante los medios en Níjar. :: CARLOS BARBA / EFE

La Guardia Civil analiza una camiseta interior que podría pertenecer al menor y que habría sido encontrada cerca de una depuradora

F. GAVILÁN ALMERÍA.

Los padres de Gabriel Cruz, el niño de ocho años que fue visto por última vez el martes en el municipio almeriense de Níjar, desvincularon ayer de la desaparición del pequeño al detenido por quebrantar una orden de alejamiento con respecto a la madre del menor. «No tiene nada que ver», insistió Patricia Ramírez. Acompañada por Ángel, el padre de Gabriel, reconoció haberse sentido «con miedo» y «muy acosada» durante los dos últimos años por este hombre, aunque insistió en que el arrestado no guarda relación con la desaparición del niño, aunque todavía no se descarta de manera oficial.

D. F. V., de 42 años, ingresó ayer en la prisión del Acebuche. Y lo hizo sin pasar antes a disposición judicial dado que existía un auto del Juzgado de lo Penal número 4 donde se revocaba la suspensión de la condena que tenía dictada en octubre en 2017 y se ordenaba su entrada inmediata en prisión.

Según los investigadores, la pulsera electrónica de seguimiento que se le colocó a D. V. para vigilar si se acercaba a Patricia Ramírez fue manipulada y dejó de emitir señal el martes por la tarde, coincidiendo con el momento en el que Gabriel fue visto por última vez. Los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO), especializados en la búsqueda de personas, que llegaron el jueves procedentes de Madrid, le han interrogado con el objetivo de aclarar si tiene algo que ver con la desaparición del niño. Pero su coartada es «sólida».

Durante el rastreo de ayer apareció una camiseta interior de color blanco, junto a la depuradora del Barranco de Álguilas, en la barriada de Las Negras de Nijar. Al parecer la prenda, hallada por el padre del menor, será analizada para identificar posibles restos que permitan determinar si pertenece Gabriel Cruz.

Fuentes de la Guardia Civil precisaron que la prenda no figura en el listado de elementos que el niño portaba antes de la desaparición. Sin embargo, a últimas horas de la tarde y tras el hallazgo se intensificó la búsqueda en la zona de las balsas de la depuradora de Las Negras. El lugar fue inmediatamente cordonado por los agentes y hasta el mismo se trasladaron efectivos del Servicio Cinológico y del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil.

Nuevos interrogatorios

Por su parte, los investigadores han tomado declaración a distintas personas relacionadas con el entorno de los progenitores, aunque por el momento no hay ningún tipo de evidencia o pruebas concluyentes que relacione a alguno de ellos con la desaparición.

La investigación también se ha centrado entre los conocidos de los padres, con el objetivo de descartar que cualquier persona conocida pueda estar implicada en la extraña desaparición, catalogada de alto riesgo al tratarse de un menor de edad. Fuentes policiales señalaron que además se ha tomado declaración a distintas personas del círculo y que una de ellas podría generar «dudas» respecto a su implicación en la desaparición, aunque por el momento no hay ningún tipo de prueba que pudiera incriminarlo.

Durante la jornada, el frío, el viento y la lluvia intermitente, a veces torrencial, no impidieron que casi medio millar de personas, entre voluntarios y efectivos de la Guardia Civil y otros cuerpos, volvieran a salir por cuarto día para encontrar alguna pista sobre el paradero del menor. Esta vez el radio de búsqueda se amplió varios kilómetros.

Al operativo se han unido efectivos de bomberos de los tres parques de la provincia, se está llevando a cabo una investigación bajo la coordinación de la Unidad de Policía Judicial del instituto armado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos