Los padres del niño Gabriel rechazan las dos acusaciones populares

La madre del pequeño asesinado teme que se divulguen detalles morbosos que afecten a la imagen de su hijo

CECILIA CUERDO

sevilla. Los abogados de los padres de Gabriel Cruz, el niño de ocho años muerto a manos de Ana Julia Quezada, recurrieron ayer la decisión del juez de aceptar como acusaciones populares en la causa a la asociación Clara Campoamor y de la Asociación Andaluza de Estudios Penales.

El juzgado que investiga la muerte del pequeño el pasado 27 de febrero en Níjar (Almería) aceptó la personación de las asociaciones Andaluza de Estudios Penales y Clara Campoamor como acusaciones populares al entender que concurre «interés en la defensa del menor». La madre, Patricia Ramírez, había solicitado a través de un vídeo difundido en las redes sociales que se les denegara su personación al no sentirse representados por esas entidades privadas ni conocer «sus intenciones» ya que en ningún momento habían contactado con la familia o con su abogado.

Ramírez, que llegó a calificar de «invasiva» la petición, mostró su preocupación porque con su personación en el proceso el juicio se retrasara al incorporarse como nuevas partes, o que «entorpecieran la línea de acusación que nos representa». «Les pido -dijo en el vídeo- que se retiren y nos dejen actuar de la mejor forma, que entendemos que será la que nos permita un juicio justo y una condena más acorde con la atrocidad cometida».

También exteriorizó su temor a que en el transcurso de la instrucción o durante el juicio se filtren detalles morbosos que puedan afectar a la imagen pública del niño o tener impacto emocional en su entorno más cercano. Apelando a «principios éticos y morales» para proteger la memoria del niño, pidió a los medios de comunicación que «se nos evite el morbo de hacer públicos detalles macabros y aspectos de la investigación que resulten psicológicamente dañinos» para la familia o amigos de Gabriel.

Secreto del sumario

«Tras su pérdida, el cómo, por qué, cuándo y dónde no era relevante públicamente y por tanto era preciso proteger su imagen y favorecer el respeto hacia nuestro dolor», subrayó la madre de Gabriel.

El juez, que prorrogó un mes más el secreto de sumario, ha citado a declarar el jueves como testigo a la hija mayor de la asesina confesa, que era pareja del padre cuando sucedieron los hechos y que hasta el momento no ha confesado las motivaciones de su crimen.

El instructor defendió la presencia de ambas organizaciones en la causa porque están especializadas en asuntos penales. Desde la asociación Clara Campoamor subrayaron que siempre han actuado con «responsabilidad» al defender «a los menores». No compartieron además los temores de la madre de que pudieran difundir los datos más morbosos. «Lo que vamos a hacer es coger el Código Penal y actuar con él en la mano en su máxima gravedad», insistió la responsable de la entidad, Blanca Estrella Ruiz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos