Oriol Pujol acepta dos años y medio de prisión por corrupción en el 'caso ITV'

CRISTIAN REINO

barcelona. Oriol Pujol, el dirigente que estaba llamado a liderar Convergència tras Artur Mas y el único de los siete hijos de Jordi Pujol que hizo carrera política, podría ser el primero del clan familiar en ser condenado por un tribunal de justicia.

El exsecretario general de Convergència llegó ayer a un pacto con la Fiscalía para rebajar la petición de condena por el 'caso ITV', que pasa de cinco años a dos y medio, por lo que aún podría ingresar en la cárcel. Lo que sí ha conseguido el anterior número 2 de la formación nacionalista es librar a su mujer de penas de cárcel, ya que el acuerdo contempla que, de ser declarada culpable, solo sea condenada a una multa. Oriol Pujol negó en un principio los hechos que se le imputaban, pero al final ha acabado por admitirlos ante la presión del Ministerio Público. Aún así, la Audiencia de Barcelona aún debe de dar el visto bueno al pacto.

Apartado de la política desde 2013, año en el que fue imputado, Oriol Pujol confiesa tras su pacto con la Fiscalía que cobró comisiones de empresarios afines por utilizar su influencia política con el objetivo de favorecer sus negocios. En concreto, reconoce haber cometido los delitos de cohecho, tráfico de influencias y falsedad documental. Lo hizo en el marco del 'caso ITV', uno más de los que afectan a un miembro de la familia Pujol-Ferrusola, imputada en su totalidad en diferentes causas judiciales. La más destacada es la que implica al expresidente de la Generalitat catalana, que en 2014 admitió que mantuvo una fortuna oculta al fisco durante más de tres décadas en paraísos fiscales.

Fotos

Vídeos