La oposición ultima un pacto para que el Congreso condene a la 'policía política'

El principal punto de desacuerdo es el de si Rajoy conocía o no la existencia de esta camarilla

MELCHOR SÁIZ-PARDO

madrid. PSOE, Podemos, Ciudadanos, ERC, PNV y Grupo Mixto ultiman un acuerdo para condenar en el Congreso la existencia de una 'policía política' en el Ministerio del Interior en la época en que estuvo dirigido por Jorge Fernández Díaz. En este pacto, obviamente, no estará el PP, que en sus conclusiones defiende que la gestión del exministro fue «brillante», que no existió ninguna camarilla policial y que las investigaciones bajo sospecha de rivales políticos o en Cataluña fueron «protocolarias» y, en cualquier caso, completamente legales.

Los grupos de la oposición han intercambiado ya sus borradores de conclusiones sobre la comisión parlamentaria que durante este semestre ha investigado el supuesto «uso partidista» de la Policía. Los diputados pretenden cerrar mañana un texto conjunto, aunque sea de «mínimos comunes denominadores».

Ese acuerdo, a falta de algunos flecos, ya se da por cerrado. Las premisas «comunes» que apoyarán todos los partidos a excepción de los populares, son, en esencia, que hubo un «uso político de la policía»; que ese grupo de funcionarios se movió fuera de la «estructura orgánica» del cuerpo y fuera del control de los jueces; que Fernández Díaz fue el promotor y consintió el trabajo de esa célula, de la que también supieron sus secretarios de Estado; que el exnúmero dos de la Policía Eugenio Pino impartía las órdenes; que la 'policía política' trabajó para recopilar pruebas y difundir informaciones inveraces contra los rivales políticos; que también se movió para tratar de ocultar los casos de corrupción del PP; y que una de sus labores principales fue airear rumores contra políticos independentistas catalanes.

Podemos, ERC y PDeCat piden que la Cámara denuncie los hechos ante la Fiscalía

¿Qué sabía el presidente?

El principal punto de desencuentro entre la oposición es el grado de conocimiento del presidente del Gobierno de estas presuntas operaciones. Podemos, ERC y PDeCat dan por supuesto en sus conclusiones que Mariano Rajoy estuvo al tanto, pero PSOE, Ciudadanos y PNV no le señalan y, en principio, no están dispuestos a apoyar que se incluya su nombre.

Según la formación que lidera Pablo Iglesias, Fernández Díaz reconoció en sus conversaciones (grabadas) con el exdirector de la Agencia Antifraude de Cataluña Daniel de Alfonso, que el jefe del Ejecutivo estaba al tanto de esas maniobras espurias. Podemos afirma que no solo «el presidente lo sabía», sino que también conocían de la existencia de la brigada política en Cataluña la vicepresidenta Soraya Sáez de Santamaria, el jefe de gabinete de Mariano Rajoy, Jorge Moragas, y la diputada del PP catalán Alicia Sánchez Camacho.

El PDeCAT apunta al exministro del Interior como responsable del uso «partidista» de los recursos públicos pero también señala al propio presidente del Gobierno como conocedor de las actuaciones «ilegales» gestionadas en ese departamento, sobre todo la llamada 'operación Cataluña'. Esquerra considera que ha quedado «evidenciado» el «claro conocimiento por parte de la Presidencia del Gobierno de las actuaciones del ministro del Interior para la fabricación de falsas pruebas contra partidos políticos catalanes».

El otro punto de desacuerdo entre la oposición es que los partidos catalanes y Podemos reclaman que el Congreso ponga en conocimiento de la Fiscalía los resultados de esta comisión de investigación, al entender que hay responsabilidades penales, no solo entre los miembros de esa supuesta 'policía política' sino también entre exaltos cargos del PP.

Por otro lado, los populares denunciaron ayer que Podemos introdujo de forma fraudulenta en la comisión documentos que estaban bajo secreto judicial del caso 'Pequeño Nicolás'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos