Una operación de las policías española y francesa permite detener a un yihadista en París

R. C.

madrid. Una operación conjunta de las fuerzas de seguridad españolas y francesas permitió la detención ayer de un presunto yihadista que estaría vinculado con la célula terrorista que intentó perpetrar un atentado en el tren de alta velocidad Thalys 9364 que cubría la ruta Amsterdam-París el 21 de agosto de 2015 con 554 pasajeros a bordo. Cuando el convoy se encontraba en marcha, el ciudadano marroquí Ayoub El Khazzani comenzó a disparar con un kalashnikov. La actuación de varios pasajeros, entre ellos tres miembros del Ejército de Estados Unidos que se encontraban de vacaciones, evitó lo que pudo convertirse en una nueva masacre terrorista y la acción se saldó con tan solo dos heridos.

El arrestado ayer es también un ciudadano marroquí, de 36 años, sospechoso de «haber aportado una ayuda logística» al yihadista que disparó dentro del tren. Agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, en colaboración con la Brigada Provincial de Información de Almería, dirigieron en España el dispositivo conjunto con los servicios antiterroristas franceses que ha posibilitado la detención.

El supuesto yihadista, en situación regular en España, residía durante largas temporadas en un domicilio de Almería, donde no se le conocía actividad laboral o medio de vida alguna. Las investigaciones realizadas por la Policía Nacional revelaron que colaboraba con la célula que planeo el citado atentado prestando apoyo logístico, mediante el traslado de sus miembros entre diferentes países de la Unión Europea o facilitándoles los vehículos con los que llevarlos a cabo.

Vigilancia permanente

En virtud de la colaboración mutua, las autoridades francesas solicitaron ayuda al Ministerio del Interior para buscar y localizar al ahora detenido. El presunto colaborador del frustrado atentado en el tren, que se encontraba temporalmente en Marruecos, fue seguido por agentes de la Policía Nacional a su regreso a España, iniciándose un dispositivo de vigilancia 24 horas que permitió seguir cada uno de los pasos, a la vez que se comprobaba que no preparaba ninguna acción en territorio nacional.

Finalmente, la labor de las fuerzas de seguridad españolas posibilitó finalmente su detención por los servicios antiterroristas del país vecino cuando se encontraba en territorio galo de camino a Bélgica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos