Nuevos rostros bajo el foco del proceso

Nuevos rostros bajo el foco del proceso

El referéndum ha llevado al primer plano de la escena a políticos y juristas poco conocidos hasta hoy

Ó. B. DE OTÁLORA

barcelona. El estallido soberanista y la creación del referéndum ilegal convocado para hoy en Cataluña ha puesto bajo los focos del frente de la escena pública a una serie de personalidades que hasta ahora eran poco conocidas fuera del ámbito catalán o permanecían en un discreto segundo plano. Once son los grandes protagonistas llevados al primer plano por el proceso.

1. Carles Puigdemont Presidente

El presidente que pasó de las palabras a los hechos

Carles Puigdemont es el mascarón de proa del proceso pero ha llegado a este momento histórico de carambola. El elegido para capitanear la nave era Artur Mas, pero el veto de la CUP para apoyar al president en enero de 2016 hizo que el exalcalde de Gerona fuese llamado a ocupar la silla presidencial de la Generalitat. Este periodista de 55 años ha sido desde hace dos el presidente encargado de pasar de los palabras a los hechos y poner en marcha el referéndum soberanista convocado para hoy. Ha gobernado con ERC y el apoyo de los radicales de la CUP, que han marcado el paso con el que se ha llegado hasta aquí. Está casado con una periodista rumana.

2. Josep Lluís Trapero Mayor de los Mossos d'Esquadra

Un policía atrapado entre la legalidad y la ilegalidad

Josep Lluis Trapero es una de las piezas claves del referéndum, la persona que se encuentra en medio de la legalidad constitucional y la legislación independentista que ha sido suspendida por los tribunales. Pero además, es el encargado de llevar a la práctica una u otra. A las órdenes de este hijo de un taxista vallisoletano que ha recorrido todo el escalafón del cuerpo se encuentran los 16.000 agentes de los Mossos d'Esquadra, que hoy son claves.

Este hombre de 52 años, que tiene la costumbre de acudir con su arma a las reuniones oficiales, ha tenido siempre una papel discreto y silencioso, lejos de los focos y del protagonismo político. Con los atentados perpetrados por el Estado Islámico el pasado agosto mostró su lado más duro ante los periodistas, de tal forma que sus palabras dirigidas a un informador holandés que le pedía que hablase en castellano -«bueno, pos molt be, pos adios»- se han convertido en un símbolo del 'merchandising' independentista. De su vida privada se sabe que es aficionado a tocar a la guitarra canciones de Serrat, el mismo músico al que los independentistas radicales han tildado de «fascista» por poner en duda la legitimidad del referéndum de hoy.

3. Jesús María Barrientos Presidente del Tribunal Superior de Cataluña

Partidario del diálogo y riguroso con la ley

Jose María Barrientos llegó en 2016 a la presidencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. En sus primeras declaraciones públicas abogaba por un proceso de diálogo y por centrarse en mejorar el sistema judicial autonómico. Un año después la actividad por la que más se le conoce es por poner en marcha las actuaciones legales contra el referéndum y por dirigir el palacio de Justicia desde el que se están llevando a cabo, por ejemplo, las actuaciones contra Artur Mas por la convocatoria del 9-N, el primer intento de consulta soberanista, convocado en 2014. Él será uno de los miembros del tribunal que juzgue al expresident. Al igual que otros funcionarios que son una pieza clave ante el reto de hoy, se trata de un hombre discreto y que ha huido de los focos hasta que la Historia le ha señalado con el dedo. Es leonés, está casado y tiene dos hijos. Se le considera muy celoso de la independencia judicial.

4. Javier Romero de Tejada Fiscal Superior de Cataluña

El ariete legal más duro con la consulta

El fiscal superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, es un hombre estricto bajo cuyo mandato se están tomando las decisiones más contundentes contra el referéndum. Este catalán que ha hecho su carrera en su comunidad es un experto en la persecución del tráfico de influencias y siempre ha estado vinculado a las operaciones más duras contra las corruptelas. Es amigo, en este sentido, del que fuera fiscal anticorrupción, Carlos Jiménez Villarejo, hoy miembro de Podemos. Llegó a su cargo en 2013, después de que su sucesor, Martín Rodríguez, cesara por sus declaraciones a favor de la consulta independentista. Según algunas fuentes, en las reuniones que se han celebrado hasta ahora con los Mossos d'Esquadra es una de las pocas personas que ha conseguido poner nervioso a Trapero. El fue quien inició el proceso contra Artur Mas por orden de la Fiscalía General del Estado.

5. Josep María Jové Ex secretario general de Economía

La pieza clave en la organización del 1-O

Josep Maria Jové, un economista de 42 años, ha sido la pieza clave en la preparación del referéndum de hoy. El 20 de septiembre, el día en el que la Guardia Civil llevó a cabo la operación contra cargos de la Generalitat que controlaban la maquinaria electoral para la consulta, él fue el primer detenido. Su puesto de secretario general de la Consejería de Economía y Hacienda le había colocado en el epicentro de la tensión. Es uno de los hombres de confianza del vicepresidente y dirigente de ERC, Oriol Junqueras, y él mismo forma parte del núcleo de ese partido. Una de las claves de su imputación es la supuesta partida 'oculta' en los presupuestos de la Generalitat y en la que se habrían colocado 400 millones para costear los preparativos del referéndum.

6. Carme Forcadell Presidenta del Parlament

Procesada por dar paso a la ley del referéndum

Carme Forcadell, filóloga de 61 años, es una independentista de largo recorrido que ha formado parte de las principales asociaciones que en las últimas décadas han mantenido el fuego del soberanismo en Cataluña. Nadie puede decir que se haya movido en la ambigüedad o que haya utilizado un doble lenguaje. Entre 2012 y 2015, cuando presidió la Asamblea Nacional Catalana, ya realizó declaraciones en las que hablaba de quebrantar la legalidad española o con exigencias al entonces president Artur Mas para que colocase las urnas de un referéndum de autodeterminación. Hasta ese momento su carrera política estaba ligada a Esquerra, partido por el que fue concejala en el Ayuntamiento de Sabadell. En la actualidad está procesada por la Fiscalía por haber aprobado desde su puesto la ley del referéndum.

7. Jordi Sánchez Presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC)

Profesor de ciencias políticas de la UB

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) es el motor social del todo el proceso soberanista. Se trata de un colectivo creado en 2011 a partir de la unión de diversas personalidades procedentes del mundo independentista y que comenzaron a crear la atmosfera en la que la consulta creciera hasta convertirse en una exigencia política ineludible. Eligieron bautizarse como asamblea para recordar una organización similar creada en los estertores del franquismo para defender el nacionalismo catalán. Desde 2015 su presidente es Jordi Sánchez, un profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Barcelona (UB) vinculado al movimiento catalanista Crida a la Solidaritat, del que fue codirigente y portavoz desde 1983 hasta su disolución, en junio de 1993. Consejero de la Corporación Catalana de Radio y Televisión, fue nombrado director adjunto y después director de la Fundació Jaume Bofill, hasta 2010, cuando pasó a ser adjunto del Síndico de Agravios (el defensor del pueblo catalán) Rafael Ribó, exlíder de los ecosocialistas. Sánchez fue elegido como presidente de la ANC a pesar de que no había sido el candidato más votado por los miembros de la Asamblea, que fue la editora norteamericana Liz Castro.

8. Jordi Cuixart Presidente de Òmnium Cultural

Empresario y firme defensor del proceso

Mientras que la ANC es una organización nueva y vinculada a la agitación, el Òmnium Cultural tiene un largo recorrido en la historia reciente de Cataluña. Esta organización nacionalista se creó en 1961, fue legalizada durante el franquismo como entidad cultural y se ha dedicado, por ejemplo, a la organización de la Diada el 11 de septiembre. Su actual presidente es Jordi Cuixart, un empresario de 42 años que comenzó con una fábrica de sobres y sin relación orgánica con ningún partido político aunque de tendencias de izquierdas. Cuixart, que milita desde hace años en el Òmniun pero no llegó a su presidencia hasta 2015, ha realizado el discurso más duro en lo que respecta al referéndum. Él ha dicho que es el momento de la «guerra sucia o democracia» y da por hecho que la consulta se llevará a cabo y que supondrá la declaración de una república catalana.

9. Diego Pérez de los Cobos Coronel de la Guardia Civil

El cerebro gris del Ministerio de Interior

El coronel Diego Pérez de los Cobos es el mando de la Guardia Civil al que el Ministerio de Interior ha encargado la coordinación de los Mossos d'Esquadra ante el desafío soberanista. Este mando está considerado uno de los cerebros grises más eficaces de los gabinetes del Ministerio de Interior, a donde llegó de la mano del socialista Alfredo Pérez Rubalcaba. Desde entonces se ha mantenido en ese puesto sea quien sea el político que ocupe la cartera, lo que da una imagen de la solvencia que ha ofrecido tanto al PP como al PSOE. En el pasado estuvo vinculado a la lucha contra ETA, en la que participó en la desarticulación de numerosos comandos. Fue acusado de torturas y absuelto. Ha mantenido relaciones, una vez en el Ministerio, con los Mossos y con la Ertzaintza, ya que ha sido el encargado de la coordinación de los cuerpos autonómicos con las Fuerzas de Seguridad del Estado. La Generalitat acata pero no comparte su tutelaje sobre los Mossos que hoy se pondrá a prueba. Es hermano del que fuera presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos.

10. Carles Viver Pi-Sunyer Exmagistrado del Tribunal Constitucional

El constructor jurídico de de la consulta

Carles Viver ha sido el arquitecto jurídico de la estructura de la que depende el referéndum soberanista. Este jurista de 68 años llegó a ser vicepresidente del Tribunal Constitucional entre 1998 y 2001 a propuesta del CiU y el PSE. Al abandonar el cargo se dedicó a la docencia hasta que en 2006 Artur Mas le encargó participar en las redacción del nuevo Estatuto. En 2013 fue elegido para dirigir el denominado Consejo para la Transición Nacional, el organismo que -según los planes soberanistas- iba a tutelar el viaje a la independencia. Este grupo fue suspendido por el Constitucional. Se le considera un ejemplo del nacionalismo moderado que en los últimos años ha realizado un viraje hacia el independentismo sin concensiones.

11. Santiago Vidal Exsenador de Esquerra

El exjuez desplazado que habló de un censo ilegal

Dentro de la judicialización de todo el proceso independentista que se ha llevado a cabo en las últimas semanas, una figura extraña es el propio exjuez y exsenador de ERC Santiago Vidal. Este atípico magistrado, procedente de la CNT, realizó unas inauditas declaraciones en enero de este año en las que afirmaba que la Generalitat había conseguido el censo de forma ilegal y que existía una partida de 400 millones escondida en los presupuestos destinada a pagar el referéndum. Tuvo que dimitir a cuenta de estas palabras, pero sirvieron para que un juez de Barcelona iniciara la investigación que concluyó con la entrada en edificios del Gobierno catalán y la detención de una docena de altos cargos. Vidal llegó a ERC después de este juez 'estrella' vinculado a la izquierda fuese suspendido de sus trabajos en los juzgados al desvelarse que había ayudado a redactar una constitución catalana. A raíz de su cese en enero la propia CUP le tildó de «megalómano».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos