Naiara, la niña asesinada en Huesca, fue torturada durante doce horas

EFE

zaragoza. Naiara, la niña de ocho años presuntamente asesinada en Sabiñánigo (Huesca) por su tío, fue objeto de torturas diversas a lo largo de 12 horas antes de que su agresor solicitara la ayuda de los servicios de emergencias. Según fuente judiciales, la niña presentaba contusiones diversas por todo el cuerpo, señales de haber estado maniatada y fuertes golpes en la cabeza. Las características de las lesiones llevaron a los especialistas a poner en cuestión la versión del presunto agresor, que relató que la pequeña se había caído por una escalera, y a denunciar que ésta podía haber recibido una brutal paliza.

El padre de Naiara, Manuel Briones, manifestó ayer su deseo de viajar desde Chile para hacerse cargo del cuerpo y solicitar su repatriación, y aseguró que su excompañera quería separarse de su actual marido debido a supuestos malos tratos, pero lamentó la falta de iniciativa de la mujer para denunciar la situación de la niña. El Heraldo de Aragón también informó ayer de que el Gobierno de Aragón ha retirado la custodia de las dos hermanas de Naiara, de 12 y 15 años, a su abuela. Las tres vivían con ella y con su tío. Las dos hermanas, además, estaban en el piso mientras la fallecida fue torturada.

Fotos

Vídeos