La mujer hallada sin vida en Asturias murió de forma violenta

DAVID S. FUENTE GIJÓN.

Paz Fernández, la mujer hallada sin vida anteayer en Asturias tras dos semanas desaparecida, sufrió una muerte violenta. Así lo confirmó la autopsia realizaba al cadáver de la gijonesa, que presentaba fracturas craneales múltiples y lesiones en el cuello.

El trabajo de los forenses ha sido difícil ya que el cuerpo, que pasó mucho tiempo debajo del agua, presentaba un avanzado estado de descomposición. En estos momentos, las aguas del embalse de Arbón -donde fue hallado- presentan una temperatura de entre cuatro y seis grados centígrados.

Además de los trabajos en este punto de Villayón, la Guardia Civil avanza en la investigación, centrándose en un sospechoso. Se analiza una señal de su teléfono móvil que le sitúa en días pasados en la zona donde apareció el cadáver. El Grupo de Actividades Subacuáticas del instituto armado sigue buscando pistas en el embalse de Arbón, donde también han encontrado una bolsa de plástico sumergida y un saco de piedras, aunque no hay certeza de que esté relacionado con el caso, que permanece bajo secreto de sumario.

El lugar en el que aparecieron los restos mortales de Paz estaban dentro del área en la que los investigadores centraban su búsqueda. Los datos de telefonía reflejaron que la última conexión del móvil de la víctima había sido registrada por una antena en las proximidades de Busmargalí, a unos quince kilómetros de donde finalmente fue hallado el cadáver. Su dispositivo móvil fue después apagado.

Los agentes encargados de la investigación han tomado declaración a los allegados de la mujer para poder reconstruir sus últimas horas de vida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos