Mueren tres personas al devorar el fuego su casa de la playa en Cádiz

Estado en que quedó la vivienda de El Palmar en la que tuvo lugar el trágico incendio. :: Román Ríos / efe/
Estado en que quedó la vivienda de El Palmar en la que tuvo lugar el trágico incendio. :: Román Ríos / efe

Los fallecidos son un padre, su hija de cinco años y un amigo, mientras la madre se encuentra en estado crítico y otro hijo, grave

M. ALMAGRO

cádiz. Pasaban unos minutos de la una de la madrugada de ayer cuando una llamada de auxilio al 112 daba aviso de que las llamas estaban devorando una casa prefabricada en El Palmar, pedanía de Vejer de la Frontera (Cádiz). Allí, en el Carril de los Atravesados con Camino de los Sánchez, el fuego ya había quemado las vigas de madera del porche y entraba en la vivienda ubicada en una parcela muy próxima a la playa.

En el interior dormía una familia de La Algaba (Sevilla) que llevaba años pasando sus vacaciones en esta zona de la costa gaditana. El incendio fue devastador. El padre, de 45 años y empleado de Airbus, falleció por inhalación de humo. Su cuerpo fue encontrado en el interior de la vivienda. Según algunos testigos, entró a rescatar a su hija pequeña y eso fue letal. Su mujer, trabajadora del 112, sufrió quemaduras en el 90% de su cuerpo y se teme por su vida. Se encuentra en la Unidad de Quemados del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla junto a su hijo de nueve años, que tiene el 65% del cuerpo quemado. Un amigo de la familia, natural de Jerez de la Frontera como la madre, y que pasaba unos días junto a ellos, falleció anoche en el Hospital Clínico de Puerto Real de Cádiz a causa de las heridas. Tenía el 80% del cuerpo calcinado.

Los servicios sanitarios lograron sacar de la vivienda a la hija pequeña de cinco años, que estaba inconsciente. Estaba en parada cardiaca pero lograron reanimarla. Sin embargo, falleció horas después en el Hospital Puerta del Mar de Cádiz, donde fue ingresada muy grave como consecuencia de las quemaduras sufridas.

Todo apunta a que el incendio se originó por una vela que tenían en el porche de la casa. Al caer sobre una mesa de plástico prendió rápidamente y se extendió por la estructura de madera: un banco, la puerta de entrada y dos vigas. Posteriormente, al comprobar el fuego, el padre, que se encontraba en el exterior de la vivienda, abrió la puerta para salvar a su familia pero las llamas y el denso humo entraron en el interior. «Al ver el fuego han abierto la puerta y eso ha permitido que las llamas pasaran adentro», se lamentaba ayer el alcalde de Vejer, José Ortiz, muy afectado por lo ocurrido.

«¡Agua, agua!»

Al llegar, los servicios de emergencia encontraron a la pequeña de cinco años inconsciente en un primer cuarto. Los médicos lograron recobrar su pulso y trasladarla de inmediato al hospital de la capital gaditana, donde falleció horas más tarde. Se da la fatal coincidencia de que ayer mismo cumplía cinco años.En cuanto a su hermano, algunas fuentes aseguraron que pudo saltar por la ventana. La madre y el amigo de la familia sí pudieron salir por la puerta de entrada a la casa, pero sufrieron quemaduras en el 90% y el 80%, respectivamente.

Una vecina describió el trágico suceso con las lágrimas en el ojos, ya que la familia de La Algaba era muy conocida en la pedanía. «Me levantaron los gritos: «¡Fuego, fuego!». Entonces vi venir al niño mayor corriendo hacia mi casa con su abuela, que vive cerca, y solo me decía: «¡Agua, agua!», chillando. Al fondo se veían perfectamente las llamas que devoraban la casa. Todo sucedió muy rápido, cuestión de minutos. También vi pedir ayuda al amigo de la familia, desnudo, corriendo y con el cuerpo quemado. Cuando sacaron a la niña estaba inconsciente, pero pudieron reanimarla aunque después me he enterado de que falleció en el hospital».

Fotos

Vídeos