Muere un infante de Marina en un accidente vial en Malí

Antonio Carrero, de 27 años, iba en la torreta del tirador cuando el vehículo Lince cayó en una zanja tras esquivar a un autobús local

M. BALÍN

Madrid. El soldado de Infantería de Marina Antonio Carrero Jiménez, de 27 años y natural de Dos Hermanas (Sevilla), falleció ayer en Malí cuando participaba en un convoy militar en apoyo del ejército local. El blindado Lince en el que viajaba Antonio junto a otros tres militares españoles se salió de la carretera después de encontrarse de frente con un autobús y, al tratar de esquivarlo, se metió en una zanja y volcó. El fallecido era el militar que iba en la torreta del vehículo a cargo de la ametralladora, según fuentes militares.

El suceso, de carácter fortuito, según el Ministerio de Defensa, tuvo lugar en las inmediaciones de la localidad de Somadougou. Otros dos soldados resultaron heridos y el cuarto ocupante del Iveco Lince salió ileso. Todos ellos son infantes de Marina destinados en el Tercio de Armada, en el II Batallón de Desembarco con sede en San Fernando (Cádiz).

Los hechos se produjeron a las 8:55 de la mañana (hora española) a unos 40 kilómetros al sur de Sevare, en el centro del país, y tanto Antonio como los dos heridos fueron trasladados para su atención a la base de Koulikoro, donde se encuentra la mayor parte del destacamento español en la zona.

«Su hijo ha fallecido lejos de España cumpliendo una misión, defendiendo intereses nacionales lejos de sus fronteras y protegiendo a las familias españolas», subrayó ayer la ministra de Defensa, María Dolore de Cospedal, en un mensaje de «solidaridad, cariño y afecto» a la familia del infante de 27 años, cuyo cuerpo será repatriado hoy.

España participa en la misión EUTM Malí con 292 efectivos, de los que 60 pertenecen al Cuerpo de Infantería de Marina que llegaron en enero y su cometido es dar seguridad al contingente y a los instructores europeos del ejército maliense.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos