Muere a los 68 años el expresidente del Congreso Manuel Marín

P. L. H

Madrid. El que fuera presidente del Congreso en la legislatura 2004-2008 y vicepresidente de la Comisión Europea desde 1985 hasta 1999, el socialista Manuel Marín, falleció ayer a los 68 años, víctima de un cáncer. En la actualidad era presidente de la Fundación Iberdrola, pero dedicó la mayor parte de su actividad al servicio público. Le correspondió negociar la adhesión de España a la Comunidad Económica Europea (ahora Unión Europea) y ya desde las instituciones comunitarias se fajó contra Francia y el Reino Unido para instaurar el programa Erasmus.

En reconocimiento a su esfuerzo para lograr la movilidad de estudiantes universitarios y reforzar la integración europea, la Universidad de Salamanca le nombró el 9 de noviembre 'doctor honoris causa', pero su estado de salud no le premitió ya acudir al acto de investidura, en el que también se premió al actual presidente de la Comisión, Jean Claude Juncker.

Marín fue un político testarudo y tenaz. De su paso por el Congreso, durante el primer mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, sin embargo, salió algo frustrado. Logró acometer la renovación tecnológica de la Cámara, pero dejó el cargo sin ver cumplido su principal objetivo: renovar un reglamento que aboca a debates poco ágiles.

A pesar de la buena sintonía personal de los portavoces del PP y el PSOE, («Eddie & Freddie», llamaba él con ironía a Eduardo Zaplana y Alfredo Pérez Rubalcaba) aquella fue una época de gran bronca política por el 'Estatut', la retirada de Irak o la ley de la memoria histórica. El consenso, al que nunca se cansó de apelar y por el que trabajó desde su juventud en la Transición, fue por ello imposible.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos