La moción de censura decae y se abre un proceso de investidura

N. VEGA MADRID.

La renuncia de Cristina Cifuentes como presidenta de la Comunidad de Madrid se registró ayer, poco después de las cuatro de la tarde, en la Asamblea regional dejando sin efecto la moción de censura del PSOE. Lo que el trámite puso en marcha fue un nuevo proceso de investidura.

Los tiempos están establecidos en el reglamento de la Cámara. Desde ayer se abre un periodo de 15 días hábiles para nombrar un candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid que se someta a votación en el pleno. Esto significa que el plazo para formalizar la propuesta concluye el 18 de mayo.

Tal y como establece el artículo 182 de la normativa de la Asamblea, será la presidenta del Parlamento, Paloma Adrados, quien designe a un aspirante «previa consulta con los representantes de los grupos políticos». Y la sesión tendrá lugar entre el tercer y el séptimo día posterior al anuncio de la propuesta.

Cifuentes podrá estar y votar en ese debate. Al menos por ahora, la ya expresidenta tiene intención de conservar su acta. «Tras mi renuncia, le comunico que se haga formalmente efectiva mi dedicación como diputada de la Asamblea de Madrid en régimen de dedicación exclusiva», anticipó en el documento entregado ayer en el Parlamento autonómico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos