Marta Rovira afirma estar preparada para ser la presidenta de la Generalitat

La número dos de Esquerra señala que asumirá las responsabilidades que hagan falta de seguir Junqueras en prisión

C. REINO

barcelona. La secretaria general de Esquerra, Marta Rovira, dio ayer un paso al frente y afirmó abiertamente que está preparada para asumir la presidencia de la Generalitat en caso de que Oriol Junqueras continúe en prisión.

Esquerra es la fuerza que lidera todas las encuestas y ha situado al exvicepresidente catalán como cabeza de lista y candidato a la Generalitat. Pero Junqueras y otros ocho exconsejeros del anterior Govern permanecen en prisión acusados de sedición y rebelión. Su caso lo ha asumido el Tribunal Supremo y se abre una ventana a que pueda quedar en libertad para participar en la campaña. Pero de seguir encarcelado, la presencia de Junqueras antes y después del 21-D se limitará a figurar en los cárteles. Alguien tendría que tomar las riendas y todas las miradas están puestas en Rovira, a quien Junqueras ya ha bendecido como su sucesora. «Estoy preparada para asumir la presidencia», aseguró ella en el diario 'Ara'. Asumiré «las responsabilidades que hagan falta» y si tiene que ser la presidencia de la Generalitat, lo será, insistió.

Rovira, que la semana pasada causó una agria polémica cuando aseguró que la Generalitat no siguió adelante en la aplicación de la república pues el Estado le había amenazado con que habría muertos en las calles, representa al ala más radical del independentismo dentro de Esquerra. Sin embargo, estos últimos días se ha mostrado dispuesta a renunciar a la vía unilateral en la próxima legislatura y a apostar por el diálogo y la negociación con el Gobierno central. A su juicio, el independentismo no se debe «marcar plazos inexpugnables» y tiene que dar más información a la ciudadanía, con más transparencia y menos paternalismo. En cualquier caso, con ella en el Palau de la Generalitat el Ejecutivo catalán seguiría estando dominado por el núcleo duro del secesionismo.

Quien no ha dado pistas sobre quién sería su sustituto en caso de victoria y no poder asistir a la sesión de investidura es Carles Puigdemont, que el sábado en TV3 reconoció que es posible que no pueda volver a Cataluña para participar en la formación del nuevo Govern por la orden internacional de detención que pesa sobre él.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos