El maquinista sostiene que la tragedia de Angrois «era un accidente anunciado»

Francisco José Garzón, acompañado ayer por su abogado en el Congreso. :: j. c. hidalgo / efe/
Francisco José Garzón, acompañado ayer por su abogado en el Congreso. :: j. c. hidalgo / efe

Insiste en que los riesgos de la línea eran conocidos por directivos de Renfe y Adif

M. E. ALONSO

MADRID. «Era un accidente anunciado». Visiblemente emocionado y sin poder contener las lágrimas, Francisco José Garzón, el conductor del tren Alvia que descarriló el 24 de julio de 2013 en la curva de Angrois rompió ayer su silencio. Lo hizo ante la comisión que desde el martes investiga en el Congreso el accidente que causó la muerte a 80 personas y provocó heridas a otros 144 viajeros.

En un comunicado leído, el maquinista aseguró que la línea Madrid-Santiago que cubría el convoy siniestrado carecía «de toda seguridad» para controlar la velocidad e insistió en que el riesgo era conocido por directivos de Renfe y Adif. Él mismo había advertido del peligro existente al responsable de seguridad; también lo hizo el jefe de maquinistas de Orense «quince días después de la inauguración de la línea». Garzón, que compareció acompañado de su abogado debido a su condición de investigado, cree que de haberse instalado antes las «tres señales de chapas y tres balizas» que se colocaron con posterioridad en ese tramo se habría evitado la tragedia y alertó de que la seguridad del ferrocarril «no puede estar basada exclusivamente en la actuación humana», como es el caso de la curva de Angrois.

Ante los diputados, el conductor asumió el error humano, reconoció que el hecho de que estuviese hablando por teléfono con el interventor en el momento del descarrilamiento le pudo causar «pérdida de consciencia situacional». Un despiste fatídico por el que Garzón volvió a pedir perdón a las víctimas, que creen que hubo una «cacería» contra él para tapar las responsabilidades de Fomento. Aseguró que solo quiere vivir «en paz» y que hubiera preferido haber muerto en el accidente, si con ello hubiera salvado a alguna de las personas que perdieron la vida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos