Madina se desvincula del PSOE de Sánchez y dice adiós a la política

El diputado vasco anuncia que no volverá al Congreso en septiembre dos meses después de que su rival en el 2014 revalidara como líder

A. AZPIROZ/P. LAS HERAS MADRID.

Eduardo Madina abandona la política. El que fuera rival de Pedro Sánchez en las primarias en 2014 comunicó ayer a la portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, que ha tomado la decisión de «iniciar una nueva etapa profesional que nada tendrá que ver con la actividad institucional».

En su despedida, Madina desea «la mayor de las suertes a Pedro Sánchez». No obstante, la relación entre ambos hace mucho tiempo que está rota y el bilbaino nunca ha ocultado, en conversaciones privadas, lo alejado que se sentía tanto política como personalmente del reelegido secretario general.

A pesar de todo, en las elecciones de diciembre de 2015 Madina encontró un hueco en las listas del PSOE por Madrid. Sánchez le ofreció ir de número 1 por Álava, un puesto que se creía dudoso pero que finalmente logró escaño. Él lo rechazó. Argumentó que si no iba por su provincia, Vizcaya, donde el primer puesto estaba reservado al 'exlehendakari' Patxi López y el tercero no estaba asegurado, era más lógico ir por Madrid, considerada cajón nacional.

En ese tira y afloja, acabó encajado en el número siete de las listas madrileñas, pero el resultado de los socialistas fue tan pobre que ni siquiera logró el acta de diputado. Sí lo hizo en cambio en los comicios del 26 de junio de 2016, en el mismo puesto. Su regreso al Congreso, unido a la dimisión de Pedro Sánchez como secretario general, le colocó de nuevo en el primer plano político. Fue uno de los principales apoyos de Susana Díaz en las primarias, y estaba llamado a desempeñar un papel fundamental en el partido en el caso de que la presidenta andaluza se hubiese impuesto en la pugna por el liderazgo socialista.

En este mismo periodo, la gestora dirigida por el asturiano Javier Fernández le designó redactor de la ponencia para el 39 Congreso Federal del PSOE, responsabilidad a la que renunció días después de la victoria de Pedro Sánchez en las primarias, cuando el equipo del secretario general tomó las riendas de la organización del cónclave. Lo hizo consciente de que el nuevo secretario general revisaría su trabajo de arriba a abajo, como así sucedió. Desde entonces, el político vasco se había mantenido en un discreto segundo plano y a sus más próximos ya les había advertido de que abriría un periodo de reflexión para decidir si seguía adelante o no.

Es cierto que esta no era la primera vez que le daba vueltas a la idea de dedicarse al ámbito de lo privado pero en otras ocasiones, en concreto en 2015 y en junio de 2016, pesó más su vínculo afectivo con el PSOE y la esperanza de que podría producirse un giro en la vida interna del partido. Ahora ha preferido no participar de un proyecto en el que no confía, aunque en su despedida eludiera hacer la más mínima referencia a ello.

En el escueto comunicado en el que anunció su marcha, Madina se limita a glosar el «privilegio» que le ha supuesto representar «a una parte» de la sociedad «a través de las razones de la socialdemocracia» y asegura que el PSOE siempre le tendrá a su «disposición» y que sus valores seguirán «guiando su vida».

Con 41 años, Madina inició su carrera política en 1999 como concejal del ayuntamiento vizcaíno de Sestao. En 2002, fue designado secretario general de las Juventudes Socialistas de Euskadi. Ese mismo año ETA colocó una bomba en su coche que le hizo perder parte de una pierna. Dio el salto a la política nacional de la mano de José Luis Rodríguez Zapatero, con el que llegó a ser número dos del grupo parlamentario socialista.

Sustituto

Su sustituto en la Cámara baja será José Enrique Serrano, exjefe de gabinete tanto de Felipe González como de Zapatero. Al veterano político le corresponde el escaño porque era el número 9 en las listas por Madrid y fuentes de su entorno ya avanzaron hace unos días que no rehusaría ocuparlo en caso de que Madina diera un paso al lado. Pedro Sánchez confirmó ayer que cuenta con él a través de un mensaje de Twitter en el que también agradeció a su exrival su trabajo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos