LIBERTAD, ESTADO DE DERECHO Y DEMOCRACIA

Tenemos que ganar al secesionismo en las urnas. ¿No querían votar? Pues a hacerlo, legal y legítimamente, el próximo 21 de diciembre

Las medidas que el Senado ha autorizado para que sean puestas en práctica por el Gobierno constituyen un instrumento de coerción federal para asegurar que el orden constitucional vuelva a estar vigente en esa Cataluña a la que los nefastos gobiernos y la mayoría parlamentaria del secesionismo habían dejado a los pies de los caballos.

El BOE ha publicado ya los Decretos por los que el Govern en pleno ha sido destituido y, además, el Parlament ha sido disuelto. Los ministerios asumen directamente las competencias de las Consejerías y las funciones del presidente y vicepresidente de la Generalitat pasan a ser ejercidas por la vicepresidenta del Gobierno. Otros instrumentos del secesionismo como las embajadas y el Diplocat han sido también disueltos, los Mossos ya han sido puestos bajo control del Ministerio del Interior (incluido el cese del mayor Trapero) y otras intervenciones se irán concretando en los próximos días.

Es la luz al final del túnel, pero queda mucho túnel todavía. Ello va implicar que tengamos que estar pendientes de los acontecimientos y con las ideas claras. Por ejemplo, está circulando una instrucción de la ANC en la que se insta al funcionariado a no acatar las órdenes derivadas de la aplicación del artírculo 155 CE, afirmando que van contra las leyes españolas. Además el destituido Puigdemont ha emitido un 'enlatado' por TV3, en el que, sin decirlo explícitamente, no se da por cesado y llama a la «resistencia pacífica» de la ciudadanía contra la aplicación del art. 155. Creando confusión, como siempre han hecho. El ordenamiento jurídico vigente, legítimo y democrático es el que deriva de la Constitución, art. 155 incluido. Y los poderes públicos y la ciudadanía tenemos que atenernos a ello sin obedecer órdenes ilegales.

Tenemos que ganar al secesionismo en las urnas. ¿No querían votar? Pues a hacerlo, legal y legítimamente, el próximo 21 de diciembre. Las organizaciones y partidos del arco constitucional tienen poco tiempo para movilizarse, pero hay que hacer de la necesidad virtud. Ello precisa que toda la ciudadanía se implique, cada uno en su entorno personal y profesional, afirmando la libertad, la democracia y el Estado de Derecho. Aunque confusamente, están circulando rumores acerca de que el secesionismo intentará superponer sus «elecciones constituyentes» previstas en la Ley de transitoriedad -suspendida por el Tribunal Constitucional- a las elecciones autonómicas, convocadas a partir de la autorización que el Senado ha otorgado al presidente del Gobierno.

Habrá que estar atentos y no caer en provocaciones. Teniendo en cuenta que quienes defendemos la libertad, el Estado de Derecho y la democracia somos muchos más y, sobre todo, tenemos la razón y la ley de nuestra parte. Que se note. Que seamos ciudadanía viva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos