El PP se lanza a recuperar sus banderas tradicionales para hacer frente a Ciudadanos

El PP se lanza a recuperar sus banderas tradicionales para hacer frente a Ciudadanos

Los populares convocan varias convenciones sectoriales para las próximas semanas con la intención de definir sus «valores y principios» y preparar el «rearme programático»

NURIA VEGAMadrid

El PP se propone recuperar algunas de las señas de identidad y banderas tradicionales de la formación en vísperas de las elecciones municipales y autonómicas de 2019. El partido necesita pasar página de los dos asuntos que copan el debate público: Cataluña y la corrupción. La crisis territorial ha supuesto un factor de desgaste para el Gobierno y un impulso para su alternativa en el centro derecha, Ciudadanos. Y el caso Gürtel, cuya rama valenciana se juzga ahora en la Audiencia Nacional, así como otros escándalos de corrupción amenazan con mermar las opciones de crecimiento de los populares. En este escenario, la dirección nacional ha decidido pasar a la acción.

El coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo, ha presidido esta mañana en la sede del partido un encuentro con los vicesecretarios y secretarios de área para ordenar el calendario de las convenciones sectoriales que se convocarán a lo largo de los próximos meses. El sábado, los populares estrenan agenda en el cónclave sobre educación que celebrarán en Santiago de Compostela. El 17 de febrero se reunirán para hablar de PYMES y autónomos y el 24 abordarán medidas para la conciliación familiar.

Antes, sin embargo, el 10 de febrero se centrarán en cómo garantizar la seguridad y la libertad. Este ha sido uno de los pilares clásicos del PP, que en las últimas semanas ha detectado movimientos en la opinión pública tras la detención del asesino confeso de Diana Quer y el recuerdo de otros casos como el de Marta del Castillo. En la formación conservadora están convencidos de que dar respuesta a este tipo de situaciones es una prioridad, de ahí que hayan aprovechado la ola de indignación para poner a salvo de la oposición la figura penal de la prisión permanente revisable.

Que Ciudadanos se abstuviera en octubre de 2016, cuando el PNV logró el respaldo del PSOE, Podemos y Esquerra para iniciar los trámites y dejar sin efecto lo que consideran un eufemismo de la cadena perpetua, es un elemento más para hacer de esta cuestión una causa. En lo que resta de legislatura, no será la última vez que los populares propongan iniciativas para retratar la “ambigüedad” del partido de Albert Rivera, a quien ven afiliado a la abstención.

Campaña de afiliación

El PP fijará en futuras reuniones de coordinación las fechas para las convenciones sobre pensiones, igualdad o medio rural, donde creen contar con una fuerte implantación frente a su principal competidor. Además, los días 2, 3 y 4 de marzo la cúpula del partido se desplazará a las Islas Canarias para celebrar allí la Escuela de Invierno y en abril pondrá en marcha una campaña de afiliación.

Este incremento de la actividad de debe a la búsqueda del “rearme programático” que anunció Mariano Rajoy en la Junta Directiva Nacional del pasado 15 de enero. En su entorno insisten en que el presidente del Gobierno es consciente de que el PP necesita reforzar su músculo antes de la batalla de las elecciones locales. “Tenemos que recuperar nuestros principios y valores”, defienden fuentes de la formación”. El jefe del Ejecutivo también ha ordenado a su ministros multiplicar su presencia en los medios de comunicación, así como en los territorios y en el Parlamento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos