Un kamikaze ebrio provoca un accidente con seis heridos en la A-66

Un kamikaze ebrio provoca un accidente con seis heridos en la A-66

Una furgoneta que circulaba en sentido contrario provocó el choque de cuatro coches

REDACCIÓNGIJÓN

Seis personas han resultado heridas de diversa consideración, cinco leves y una con pronóstico reservado, en un accidente de tráfico en el que se vieron implicados cuatro vehículos cuando circulaban por la A-66, a la altura del punto kilométrico 49, en el cruce de Ujo, en sentido León, en Mieres. Según fuentes de la Guardia Civil, el siniestro fue provocado por un conductor kamikaze con una furgoneta que circulaba en sentido contrario en la A-66.

El conductor de la furgoneta dio positivo en la prueba de alcoholemia.

Según los datos facilitados por el Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) todos los heridos, cuatro hombres y dos mujeres, fueron traslados al Hospital Álvarez Buylla de Mieres. El de mayor consideración es un varón de 27 años de edad que fue evacuado por el equipo médico de la UVI-móvil con pronóstico reservado, a expensas de más pruebas y hasta nueva valoración médica.

El afectado tuvo que ser excarcelado del turismo que conducía por efectivos de Bomberos del SEPA de los parques de Mieres y San Martín del Rey Aurelio. Tuvieron que retirar la puerta del conductor y abrieron hueco en el salpicadero para poder sacar al joven atrapado.

Los bomberos excarcelaron de la misma manera al conductor de la furgoneta, causante del accidente, y a una mujer que viajaba junto a un varón en otro de los turismos implicados en el accidente.

Por otra parte, dos personas resultaron heridas de carácter leve tras el choque de tres vehículos en la mañana de ayer en la ‘Y’. La colisión, que tuvo lugar minutos antes de las 8 horas, implicó a tres turismos en el punto kilométrico 19,800 en dirección a Gijón. Minutos después del choque, y una vez que la asistencia sanitaria confirmó que los ocupantes de los vehículos implicados no corrían riesgo vital, se procedió a retirar los vehículos y los restos de estos que habían quedado sobre la calzada. Tanto el choque como los trabajos de limpieza de la carretera produjeron importantes atascos durante buena parte de la mañana. Según explicó la Guardia Civil, las retenciones superaron los cuatro kilómetros y afectaron a todos los conductores que salían de Oviedo en dirección Gijón y Avilés en horario de máxima afluencia de tráfico. A causa del momento tan concurrido en el que ocurrió el accidente, el tráfico no se vio afectado solo en la ‘Y’. De esta forma, también se registraron retenciones en la A-64 en el sentido de incorporación a la autopista. En ese punto, los vehículos permanecieron detenidos durante varios minutos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos