Juzgan a diez acusados de una célula yihadista

R. C.

La Audiencia Nacional empieza hoy a juzgar a una célula yihadista, desarticulada en 2015 en la 'operación Caronte', que planeó atentar en lugares emblemáticos de Barcelona como el Parlament y cometer un secuestro para comprar explosivos o fabricarlos «con productos químicos de adquisición legal». Los diez presuntos integrantes de esta célula, desarticulada por los Mossos en la que intervino un agente infiltrado y hubo enfrentamiento policial, se enfrentan a entre siete y 19 años de cárcel por delitos de integración o colaboración con el Daesh.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos