El juzgado de Ribeira reabre hoy el caso archivado hace nueve meses

L. T.

El Juzgado número uno de Ribeira, en A Coruña, reabrirá hoy con toda probabilidad el caso de Diana Quer, archivado de forma provisiones el pasado 19 abril pasado por falta de pruebas. En las investigaciones judiciales se examinaron decenas de pruebas y se interrogaron a centenares de personas, pero todo conducía a un callejón sin salida por falta de pruebas concluyentes.

Aquella noche del 22 de agosto de 2016, una testigo vio a Diana Quer ante la pizzería Mi Manda Picone, al final del paseo marítimo de A Pobra do Caramiñal, sobre las 2:30 horas. Diez minutos después envió un whatsapp de alarma a un amigo suyo Madrid: «Me estoy acojonando, un gitano me está llamando». Poco después, el móvil dejó de funcionar. Su última señal se captó a la altura del puente de la autovía del Barbanza, que separa A Pobra y Rianxo, a 20 kilómetros de dónde la habían visto por última vez.

La única prueba física real analizada fue el teléfono móvil iPhone 6 de color blanco de Diana Quer, que apareció el 27 de octubre de 2016. Se lo encontró un mariscador en Taragoña, debajo del puente de la autovía donde se captó la señal. El teléfono fue enviado a una empresa israelí en Múnich pero el análisis fue improductivo y apenas se extrajo alguna información poco relevante.

La Guardia Civil, a pesar del archivo provisional de la causa, siguió su investigación, en la que interrogó a centenares de personas entre testigos y sospechosos. Uno de estos era José Enrique Abuín Gey, 'el Chicle', pero no había pruebas que sustentaran su detención.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos