Ana Julia Quezada pide perdón a la familia de Gabriel

A. AMATE ALMERÍA.

De su puño y letra y empleando únicamente letras mayúsculas, Ana Julia Quesada escribió un nuevo capítulo del caso de la desaparición y muerte de Gabriel Cruz en forma de carta. Dos folios y casi 60 líneas de texto -al parecer redactados en dos momentos distintos- que la asesina confesa del niño de ocho años que desapareció en Las Hortichuelas en febrero envió al programa de Ana Rosa Quintana, en respuesta a una misiva que desde dicho espacio televisivo le remitieron con anterioridad a la cárcel.

«Hola Ana Rosa. ¿Que cómo estoy? Pues te puedes imaginar, nada bien», comienza la carta de Quezada para, en seguida, remarcar que quiere «pedir perdón a toda la familia de Gabriel y a todas las personas que he hecho daño». Estas palabras junto a otra línea de texto en la que reconoce haber quitado «a la persona que amo lo más grande que uno puede tener, un hijo. Ángel, Patricia... a todos, perdón» son las únicas menciones sobre el crimen que ella misma confesó haber cometido en el texto. Dice que el secreto de sumario aún vigente no le permite «hablar mucho».

También dedica unas palabras a su propia hija «a quien he hecho mucho daño» y de quien espera «que algún día» llegue el perdón. En el resto de la carta habla en todo momento de sí misma y lo «impactada» que se siente «por todas las mentiras que se han dicho» sobre su persona. Sostiene en todo momento que la muerte de Gabriel «fue un accidente» y que su comportamiento se debió al miedo: «Me asusté mucho y el miedo te bloquea y actué así. No fui lo suficientemente fuerte para decirle a mi pareja, a nadie, lo que había pasado y, poco a poco, me fui metiendo en una bola cada vez más grande».

«Tengo mucho que contar y, en cuanto pueda, lo contaré. ¿Y os digo por qué? Porque lo que está escrito se lee». Así finaliza Ana Julia Quezada la primera parte de la carta remitida al programa de Telecinco que continúa con un nuevo saludo tras el que narra cómo llegar a la cárcel le «pareció el cielo» después del trato recibido en el calabozo y lamenta el tratamiento que se ha dado a su familia de República Dominicana por parte de los medios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos