La jueza investiga a Cifuentes por falsedad en documento público y cohecho

Cifuentes, tras la rueda de prensa en la que anunció su dimisión. :: Emilio Naranjo / efe/
Cifuentes, tras la rueda de prensa en la que anunció su dimisión. :: Emilio Naranjo / efe

La expresidenta tendrá que declarar el 26 de junio por su fraudulento máster en la Universidad Rey Juan Carlos

MARÍA EUGENIA ALONSO

MADRID. Sólo era cuestión de tiempo que la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid investigara a Cristina Cifuentes por el denominado 'caso máster', una vez que perdió su condición de aforada al renunciar este martes a su acta de diputada.

Ayer, tres días después de entregarla, la jueza que instruye la causa acordó nuevas comparecencias, entre ellas la de la exdirigente del PP, a la que se le imputan los delitos de falsificación en documento público y cohecho por los que tendrá que declarar el próximo 26 de junio en los juzgados de Madrid. Ambas infracciones penales acarrean penas de prisión de hasta seis años e inhabilitación para ejercer como cargo público durante un periodo mínimo de seis años.

La magistrada quiere conocer si Cifuentes instó a que varios profesores de la Universidad Rey Juan Carlos a que falsificaran sus calificaciones para conseguir su titulación en Derecho Autonómico a pesar de no haber cursado el posgrado. La expresidenta autonómica siempre ha mantenido que las acusaciones en su contra eran falsas, que ella cursó su máster y que si ha habido anomalías en el proceso, las ha cometido el centro. Tras estallar el escándalo el 21 de marzo, la universidad pública negó los hechos y mostró un acta con la firma de tres profesoras por el que se le habría aprobado el trabajo fin de máster. Sin embargo, en los días sucesivos se conoció que ese documento había sido reconstruido y que dos de las tres firmas estaban falsificadas.

Tras iniciar una investigación interna y comprobar que podía existir un delito de falsedad en documento público, el rector Javier Ramos denunció ante la Fiscalía las presuntas irregularidades. Paralelamente, una catedrática de la Universidad de Salamanca interpuso una querella por falsificación de su firma en un acta para convalidar asignaturas de la política popular. El procedimiento, que se encuentra todavía en una fase inicial, acumula con Cifuentes cinco imputados.

Cinco imputados

El primero fue el exdirector del máster, Enrique Álvarez Conde, al que le siguieron la secretaria del tribunal encargado de examinar a Cifuentes, Cecilia Rosado, y la funcionaria que alteró sus calificaciones en el sistema, Amalia Calonge, a los que se les investiga por falsedad documental. La última fue Alicia López de los Mozos, supuesta presidenta del tribunal del trabajo de fin de máster y quien aseguró que su firma fue falsificada en el acta de evaluación. La docente estaba declarando como testigo anteayer cuando la instructora optó por cambiar su situación procesal y acusarla de un presunto delito de prevaricación administrativa por haber calificado a alumnos que no habían cursado el máster.

PSOE y Podemos aprovecharon la imputación de la exdirigente del PP para pedir a Ciudadanos que se replantee su apoyo a la investidura de Ángel Garrido. Para el portavoz socialista en la Asamblea, Ángel Gabilondo, la Comunidad «no puede esperar un año más en esta situación» con un PP cuyo ciclo «está concluido» mientras que el diputado morado, Iñigo Errejón, fue más allá y exigió al futuro presidente regional una disculpa a todos los madrileños por «aplaudir» a Cifuentes cuando la oposición demandaba explicaciones.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos