El juez del Supremo encausa a Rovira, Mas y Gabriel por liderar el 'procés'

El juez Pablo Llanera, que dirige la investigación del 'procés', en una imagen de archivo. :: k. huesca / efe/
El juez Pablo Llanera, que dirige la investigación del 'procés', en una imagen de archivo. :: k. huesca / efe

Considera que tuvieron un papel principal en la estrategia de ruptura después de que la Guardia Civil confirmara su responsabilidad

MATEO BALÍN MADRID.

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena acordó ampliar la investigación abierta por rebelión en relación con el proceso independentista de Cataluña a la secretaria general de Esquerra, Marta Rovira; a la presidenta del grupo parlamentario de la CUP, Mireia Boyá; a su portavoz, Anna Gabriel; al presidente del PDeCat, Artur Mas; a su coordinadora general, Marta Pascal, y a la presidenta de la AMI (Asociación de Municipios Independentistas), Neus Lloveras i Massana.

En un auto notificado ayer, el juez comunica la existencia del procedimiento a estos nuevos investigados, así como las sospechas que sobre ellos se ciernen, con instrucción de los derechos que les asisten de conformidad con el artículo 118 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, y la posibilidad de ejercerlos de forma inmediata. La decisión del juez llega un día después de conocerse un informe de la Guardia Civil que señalaba a los ahora investigados como integrantes en el «comité estratégico» del procés.

En su escrito, el juez Llarena explica que las diligencias que hasta ahora se han practicado muestran que los hechos que se investigan se han podido desarrollar bajo la dirección y coordinación de un conjunto de personas, entre los que se encontrarían los presidentes y portavoces de los grupos parlamentarios independentistas del disuelto Parlamento de Cataluña, así como los presidentes y secretarios generales de los partidos políticos independentistas y la presidenta de la AMI.

La agenda del exnúmero dos de Junqueras les sitúa en reuniones en las que se planificó la independencia

Unas sospechas cuyo fundamento, según el juez, no solo se encuentra en que aparecen referenciados como integrantes del Comité Estratégico descrito en el documento 'Enfocats', «sino en otra serie de elementos que pudieran corroborar lo que en este documento se recoge».

De un lado, Llarena destaca que todas estas personas aparecen identificadas como participantes de algunas de las reuniones que supuestamente sirvieron para «idear y pergeñar el proceso de ruptura que se investiga, tal y como se recoge en la agenda intervenida con ocasión del registro practicado en el domicilio de Josep María Jové Lladó ('exnúmero dos' de Oriol Junqueras en la consejería de Economía)».

Llarena añade que todos estos nuevos investigados parecen haber tenido una participación principal y destacada en su desarrollo, «aportando el apoyo político que precisaron la actuación parlamentaria y la actuación de ejecución que llevaron este proceso a término», tal y como detalladamente se refiere en el atestado elaborado por la Guardia Civil.

Por ello, el juez concluye que para que los investigados puedan ejercitar su derecho de defensa, tal y como prevé al artículo 118 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, procede comunicarles la existencia de este procedimiento, así como las sospechas que sobre ellos se ciernen para que se les instruya de los derechos que les asisten y puedan ejercitarlos de manera inmediata.

Hasta la fecha la macrocausa ya cuenta con 22 investigados, cuatro de ellos en prisión preventiva: Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Jordi Sánchez (ANC) y Jordi Cuixart (Òmnium Cultural).

Trapero

En paralelo a las acciones judiciales contra los dirigentes independentistas, la Fiscalía solicitó que la causa que instruye Llarena incluya a dos nuevos investigados: Josep Lluís Trapero, exmayor de los Mossos, y Josep María Jové, mano derecha del preso preventivo Oriol Junqueras en la consejería de Economía de la Generalitat. El Ministerio Público pidió en un escrito la citación de ambos para responder por un delito de rebelión y que, en el caso de Trapero, pase su causa de la Audiencia Nacional al Supremo por su vinculación con el resto de investigados.

Para el Ministerio Público, Trapero era el mando de la fuerza armada para alcanzar la independencia y cree que tanto él como Jové son los ejes centrales de la organización del 'procés'. La presentación de este escrito por parte de la Fiscalía del Tribunal Supremo coincide con la decisión de Llarena de encausar por un delito de rebelión a otros seis dirigentes independentistas, entre ellos el expresidente catalán Artur Mas, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, y la portavoz parlamentaria de la CUP, Anna Gabriel.

La Fiscalía también quiere que se requiera un informe a la Dirección General de los Mossos, referido al reparto de móviles entre los agentes que hicieron vigilancias en patrulla el día del referéndum, y en el que se explique el motivo de ese reparto. La cuestión es saber si «se ha procedido de igual forma en otros acontecimientos electorales y los motivos por los que no se emplearon los canales habituales utilizados para mantener las comunicaciones ante eventos de esta naturaleza».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos