El juez belga fallará sobre la extradición de Puigdemont el día 14, con Rajoy en Bruselas

Uno de los abogados del expresidente se dirige ayer a los medios tras su comparecencia. :: e. germani / efe/
Uno de los abogados del expresidente se dirige ayer a los medios tras su comparecencia. :: e. germani / efe

El expresident y los exconsellers esgrimieron durante su vista ante la justicia el auto del Supremo para criticar «este juicio político»

ADOLFO LORENTE

BRUSELAS. La clave era la fecha, y minutos después de mediodía el juez de la Cámara del Consejo de Bruselas decidió que finalmente será el día 14. Podía pasar y ocurrió. El guionista del sainete belga del 'procés' no tiene límites. El fallo sobre la extradición a España de Carles Puigdemont y los exconsellers Antoni Comín, Clara Ponsatí, Lluís Puig y Meritxell Serret coincidirá con Mariano Rajoy en Bruselas. Tan cerca, pero tan lejos. Nada raro. Viajará para participar en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de esa Europa tan denostada por el expresident.

El esperado fallo llegará a solo una semana del 21-D. Así lo decidió ayer el juez tras una vista que comenzó a las nueve de la mañana y que coincidió con la decisión del Tribunal Supremo de mantener en prisión a Oriol Junqueras, Joaquim Forn y los 'Jordis'. De hecho, fuentes de la defensa confirmaron que este hecho fue puesto en conocimiento del magistrado belga nada más conocer la noticia a través de sus teléfonos móviles. ¿Creen que les favorece? «Ni una cosa ni la otra, sólo considerábamos que debía saberlo», explicaron.

Estos mismos medios se mostraron convencidos de que «no habrá extradición» al considerar que la euroorden «no se sustenta jurídicamente» y que existe riesgo de que derechos fundamentales y humanos de sus defendidos sean «vulnerados» al tratarse de «una causa política». Para ellos, todo lo que no sea un fallo a su favor, será una sorpresa. De hecho y tras loar el «exquisito trato recibido», aseguraron que la Fiscalía belga defendió todo «casi por obligación, sin mucha convicción sabedores del difícil encaje legal que existe».

La sentencia será recurrida ante Apelación y no se espera una decisión hasta bien entrado enero

El Ministerio Público, por su parte, eludió de nuevo hacer declaraciones sobre lo ocurrido durante una vista que comenzó a las nueve de la mañana y terminó a las 12:30 horas con un alegato final de Puigdemont, Comín y Ponsatí en el que defendieron su actuación y su apuesta por las vías pacíficas y políticas.

Un equipo de 19 abogados

Sobre el papel y dado que España no puede estar representada, la Fiscalía es la que defiende los intereses de la justicia española. No obstante, sus portavoces insisten en que son independientes para tomar cualquier decisión y, pese a ello, han decidido apoyar la extradición al apoyar cuatro de los cinco delitos de la euroorden: rebelión, sedición, malversación y desobediencia.

Queda fuera la prevaricación. Los letrados de Puigdemont y los exconsellers se posicionaron en contra argumentando, por un lado, que los delitos esgrimidos por España no están tipificados como tales en el ordenamiento jurídico belga y, por el otro, que sus clientes son «víctimas de un juicio político». Se trata de dos bloques bien definidos (encaje legal y derechos humanos) en los que están trabajando «19 abogados para los cinco acusados».

Como la vía de la extradición exprés que también intentó la Audiencia Nacional quedó descartada al no aceptarse la figura de la «corrupción», se trata ahora de dilucidar la «doble incriminación». Es decir, comprobar si los delitos solicitados por la justicia de un Estado miembro están tipificados en el Código Penal del país remitente. Según la Fiscalía, hay cuatro que sí. Según los abogados de la defensa, este argumento está amarrado con alfileres y sólo podría darse en el caso de la prevaricación.

Todos los ojos están puestos en el día 14, pero decida lo que decida el juez, aún queda mucho partido por jugar. La sentencia es recurrible ante el Tribunal de Apelación. Hay 15 días para recurrir y otros 15 para pronunciarse. Se habla de que no habrá noticias hasta la semana del 8 de enero. Pero aquí no acaba la cosa. Ante lo que falle Apelación cabe recurso ante la Corte de Casación, que tendrá otros 15 días para decidir. Y luego, ojo, queda la vía europea: el Tribunal de Justicia de la UE y el de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos