El juez se da hasta el 2020 para instruir la pieza sobre la 'caja B'

M. S. P. MADRID.

El Partido Popular puede respirar aliviado, al menos por unos meses. La investigación más peliaguda sobre la corrupción en su seno, la de la supuesta existencia de la 'caja B', se va a alargar. José de la Mata, el juez que instruye la llamada pieza 'papeles de Bárcenas' sobre la presunta contabilidad paralela, acordó ayer prorrogar hasta el 28 de agosto de 2020 como máximo la investigación de este apéndice del 'caso Gürtel'.

De la Mata, en contra del criterio de la Fiscalía que quería que la instrucción acabase este mismo mes de junio, ha decidido, a petición de la acusación de IU, prorrogar la investigación, al entender que necesita más tiempo después de que en marzo de 2017, durante la vista oral de la 'primera época' de Gürtel, el propio Francisco Correa aportara nuevos datos sobre la supuesta financiación en negro del PP a través de donaciones finalistas de empresarios adjudicatarios de contratos públicos.

Tras las revelaciones de Correa, De la Mata reabrió el caso que su predecedor, el juez Pablo Ruz, había concluido en marzo de 2015, archivando la causa para 22 empresarios y circunscribiendo el sumario a la reforma de la sede del PP de la calle Génova con supuesto dinero negro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos