El jefe de la UDEF asegura que el PP tenía un «perfil de organización delictiva»

El mando policial que dirigió la investigación de Gürtel denuncia las presiones para «desestabilizar» el caso

M. SÁIZ-PARDO

madrid. La Fiscalía, hace solo un mes en las conclusiones finales del juicio por la trama Gürtel, aseguró que había quedado «abrumadoramente probado» la existencia de una caja B en el PP. Ayer, el inspector jefe de la Unidad de Delitos Económicos y Financieros (UDEF) de la Policía Nacional, Manuel Morocho, responsable de aquella investigación, fue más lejos y afirmó en el Congreso que las pesquisas arrojaron «indicios» de que la estructura del partido en su relación con la red que dirigía Francisco Correa «respondía al perfil de una organización delictiva».

Morocho, ante la comisión de investigación parlamentaria sobre la supuesta financiación irregular del Partido Popular, quiso incidir, no obstante, en que será la Audiencia Nacional la que finalmente, tras «valorar y evaluar» las pruebas, la que sentencie sobre el PP. «Hay que ser extremadamente cuidadosos a la hora de definir comportamientos», dijo, al tiempo que reiteró que la UDEF, a su entender, sí que ha aportado «elementos indiciarios» sobre ese «comportamiento delictivo» y de la existencia -«presunta», matizó- de la contabilidad paralela en la formación política.

A pesar de las prevenciones, Morocho sí que se atrevió a cifrar el dinero que movió la supuesta caja B del PP de acuerdo con los denominados 'papeles de Bárcenas'. Según la UDEF, «probablemente» el monto total de ese dinero negro «rondaría» entre cuatro y seis millones de euros. Esos apuntes, recordó, «indiciariamente» afectarían a varios responsables del PP, entre ellos al propio Mariano Rajoy.

El inspector jefe de la UDEF, que insistió en que en la investigación del 'caso Gürtel' siguieron en todo momento los mismos «estándares que con las organizaciones y los delitos económicos comunes», también arremetió con dureza contra el PP a la hora de denunciar sus presiones para «desestabilizar» las pesquisas, aunque -afirmó- eso no «condicionó» la actuación de la unidad que dirige.

Morocho recordó que diferentes responsables del PP interpusieron hasta siete querellas contra los investigadores de la trama 'Gürtel' y que todas fueron sobreseídas. Según el inspector jefe de la Policía, el «objetivo» de aquellas acciones judiciales «era muy claro», y era «desestabilizar la investigación», insistió.

La comparecencia del jefe de la UDEF fue muy alborotada después de que los diputados del PP afearan a Morocho sus apreciaciones con una sentencia todavía pendiente. El parlamentario popular Carlos Rojas recordó al mando de la UDEF el castigo penal a la Policía que traspasa los límites y eso encendió a la oposición, que acusó a los populares de «amenazas» e «intimidaciones» al compareciente. La bronca provocó la intervención del presidente de la comisión, Pedro Quevedo, quien no vio amenazas en las palabras de los populares, que contraatacaron acusando a la oposición de impulsar una comisión contra el PP.

Esta comisión volvió ayer a los trabajos con la comparecencia de varios policías después de cuatro meses de parón causados, sobre todo, por la situación catalana.

Fotos

Vídeos