El jefe del Estado Mayor del Ejército también descarta recuperar la mili

R. C.

madrid. España no seguirá el ejemplo de Francia y no reinstaurará el servicio militar obligatorio. María Dolores de Cospedal ya rechazó la semana pasada la posibilidad de recuperar la mili, suprimida por el Gobierno de José María Aznar en 2001. «La sociedad no lo aceptaría con carácter general y no se va a hacer esa propuesta», zanjó la ministra de Defensa el pasado jueves.

Este lunes, el jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), general Fernando Alejandre, se manifestó en la misma línea que Cospedal. Según señaló, reinstaurar el servicio militar obligatorio es «imposible en la actualidad». «Sería muy costoso. No quiero ni pensar en la factura», añadió el máximo jefe de la cúpula militar.

En un desayuno organizado por Executive Forum España, el general Alejandre consideró que la decisión del Gobierno francés no está vinculada a las necesidades militares del país vecino, que cuenta con uno de los ejércitos más poderosos del mundo. Si se recupera el servicio militar, valoró el Jemad, es por un interés social, que tiene como objetivo disminuir la brecha que existe entre las fuerzas armadas y la sociedad civil.

Lejos de un problema de efectivos, el general Alejandre opinó que el verdadero reto de las Fuerzas Armadas es e l de, tras años de recortes a causa de la crisis, contar con una financiación acorde a sus necesidades. «Hemos llegado al límite y debemos empezar a recuperarnos si queremos salir del túnel», afirmó el Jemad, que añadió que «será necesario un compromiso de financiación estable que debe consensuarse».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos