Interior afirma que «el expresidente está faltando al respeto» de la Policía catalana

M. S. P. BARCELONA.

Cabreo mayúsculo en el Ministerio del Interior por las críticas desde Bruselas de Carles Puigdemont contra los Mossos d'Esquadra y su decisión de quitar la escolta a los consejeros. «Las quejas realizadas por el señor Puigdemont en cuanto a la retirada de protección de los exconsellers y de la suya propia son torticeras y carecen del mínimo respecto al trabajo profesional del Cuerpo de los Mossos d'Esquadra», apuntaron textualmente altos responsables del departamento que dirige Juan Ignacio Zoido.

Según Interior, las críticas de expresidente catalán son totalmente injustificadas ya la decisión de la retirada de la escolta «se ha tomado siguiendo exclusivamente criterios profesionales» y solo se ha adoptado «después de hacer las correspondientes evaluaciones de seguridad».

Además, recordó el equipo de Zoido, el Ministerio del Interior no ha intervenido puesto que todas las actuaciones han sido «supervisadas y ordenadas» por el nuevo jefe de los Mossos d'Esquadra, Ferrán López, un comisario «cuya profesionalidad es reconocida tanto dentro como fuera de este cuerpolicial» y que «además, goza del reconocimiento de todos».

Interior insistió en que nada ha cambiado en el cuerpo policial catalán con la llegada del 155.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos